•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La industria de la moda quiere verse en el espejo de Perú.

Esa industria representa una gran oportunidad de desarrollo económico para Nicaragua, como en la nación sudamericana, afirmó la diseñadora de moda Mignone Vega.

La industria de la moda en Perú, articulada con la industria textil, según Vega, brinda empleos al 27% de la Población Económicamente Activa, PEA, de ese país. En Nicaragua es una industria naciente, que se está dando a conocer poco a poco en el exterior.

¿Cómo está generando ingresos la moda a la economía del país?

La industria de la moda y el desarrollo van de la mano. Muchos países desarrollados, que conocemos hoy, han podido a través de la industrialización textil y de la moda sacar a grandes grupo de personas de la pobreza.

Por ejemplo, Bangladesh, el 70% de sus ingresos dependen de la moda, y otro dato importante en América Latina, es Perú, porque el 27% de su PEA (Población Económicamente Activa) trabaja en la industria de la moda. Esta industria, en Nicaragua no la hemos entendido todavía, porque, aunque existen las maquilas o empresas de textiles, no se ve como un conjunto lo que es moda y maquila.

Realmente es algo importante porque sirve para la fuerza de trabajo que nosotros (como país) tenemos: Se necesitan personas, con poca calificación, con pocos estudios, se le enseñan algunas destrezas y además se necesita poca inversión. Entonces, eso es bien importante. Muchos de los países han transitado por la industria de la moda, para sacar a grandes grupos de personas de la pobreza.

Han dicho que Nicaragua debe seguir los pasos de Perú ¿Cómo surgió esa industria en ese país y cómo ha sido su desarrollo?

Perú hace doce años vio un gran potencial en la moda. Ellos tenían grandes comunidades indígenas y campesinas, con poca conexión con los mercados, y decidieron repensar su estrategia de exportación.
 
Entonces, Perú empezó hace doce años ese proceso y hoy tiene montones de empresas exportadoras, en comunidades específicas, y así es que tienen el 27% de la PEA trabajando en ese sector y el 97% de empresas vinculadas a la industria de la moda y artesanías en ese país con microempresas. Yo me veo en ese caso. Además, no esperaron 30 años para que pasara. Son decisiones importantes e inversiones que están en el mercado.

Nicaragua ya exporta artículos de moda ¿Hay motivación en las pequeñas empresas de seguir adelante?

Tenemos un gran desafío. Hemos empezado desde hace dos años y estamos trabajando en la comisión de moda de APEN. Tenemos identificados varios mercados, pero hay que ser consistentes, en el sentido de que si se asiste un año a una feria internacional, se tiene que pensar en ir por lo menos cuatro años, para que el cliente vea que es una empresa seria y es algo que a nosotras nos ha favorecido.

Nosotras exportamos a boutique o a tiendas por departamento, en dependencia de la escala en la que trabajemos, pero, por ejemplo, si estuviéramos articulados el sector de maquila y el de Pymes de la moda, se podría perfectamente subir de escala para alcanzar algunos mercados.

Por ejemplo, hay clientes que nos piden 500 carteras o 5,000 camisas elegantes para hombres, pero no hay empresas maquiladoras que trabajen en esos volúmenes. Entonces necesitamos que esa industria se vuelva más flexible y vuelva a ver al mercado de la moda nuestra. Hay un mundo que no hemos visto, el de la moda, y que está ahí.

¿Qué países ya conocen la moda nicaragüense?

Parte del grupo de la comisión está exportando a Panamá, Honduras y Guatemala, pero son pequeñas ventas, como te decía, para tiendas por departamento. Como la producción nuestra es fina, con detalles, no producimos miles, sino cienes o decenas. Por ejemplo, hace poco tuve la visita de un grupo inglés y le encantó mi colección trabajada en algodón orgánico, y es algo que tiene mucho futuro en Europa por lo del comercio justo, que toma en cuenta cómo se trabaja, el salario de los empleados, beneficios sociales y todo eso que hoy es importante para los mercados.

Ya hemos explorado oportunidades de ventas en Estados Unidos. En Europa todavía se está en proceso, porque todavía es muy reciente este tema del Acuerdo de Asociación (entre la UE y Centroamérica).Hay temas, como las cuotas textiles o el de registro de marcas, que son muy caros y para las empresas pequeñas como las nuestras es muy difícil. Entonces estamos en exploración y lo que hemos estado trabajando es América del Sur y Centroamérica. Y vemos a Europa con una gran esperanza.

¿Cómo se ve en unos cinco años este sector?

Yo aspiraría a que Nicaragua se convierta en un destino de moda. Que tengamos una semana de la moda, donde vengan compradores reales de tiendas de otros países o que los nicaragüenses estemos presentando nuestros productos en los mercados de modas más grandes. Por ejemplo, el mercado más grande de textiles en el mundo es Alemania, y no lo hemos visitado por problemas de recursos. Es ahí donde probablemente las políticas públicas son importantes y que los líderes de la industria textil de maquila vean hacia dentro del país. En Perú está articulado, en Argentina está articulado, en Colombia está articulado, porque son industrias fuertes. Eso lo lograron en ocho años. En cinco años, yo quisiera estar como Perú.


Soñadora del diseño de moda
Mignone Vega.
PROFESIÓN: Socióloga y diseñadora de moda.

Hace 12 años, al terminar un trabajo en Panamá, Mignone Vega decidió hacer un alto en su carrera de sociología y “escuchar” a su interior para dar cabida a la diseñadora que llevaba dentro.

Vega es originaria de Granada, donde se dio cuenta que había restaurantes, hoteles, atractivos turísticos, pero no había tiendas. Eso también la motivó a fundar su tienda con diseños propios.

Hoy día es propietaria de la empresa Spices & Sugar.

“Desde que lo abrí, la empresa se paga sola. Unos años son mejores, otros que no son tan buenos. Pero en el transcurso del tiempo he apostado por los dos mercados. Trabajar para que los nicaragüenses aprecien las cosas que hacemos en Nicaragua, y que vean que lo que hacemos es bueno (…) y buscar mercados fuera de Nicaragua”.