•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La agencia de calificación financiera Standard & Poor’s recortó ayer en un escalón la nota de la deuda de Venezuela, de “CCC+” a “CCC”, a raíz de los “crecientes riesgos político y externo” y un riesgo de default en los próximos dos años.

“El fracaso del gobierno venezolano para tomar en tiempo y forma medidas para resolver las crecientes distorsiones económicas, ha contribuido al deterioro económico y escasez de divisas extranjeras”, afirmó S&P en un comunicado.

“La recesión económica, alta inflación y creciente escasez ha debilitado el apoyo público al gobierno, reduciendo posiblemente su margen político para introducir las difíciles medidas económicas correctivas que podrían mejorar su posición de liquidez externa”, agregó la agencia.

Moody’s también rebajó

La decisión de S&P tiene lugar casi un mes después de que otra gran agencia de calificación financiera, Moody’s, rebajase dos niveles, hasta “Caa3”, la nota de la deuda de Venezuela, considerando que el riesgo de default de este importante exportador de petróleo había “aumentado claramente”.

La complicada situación económica en Venezuela, que cerró 2014 con una inflación superior a 64%, se ha visto aún más afectada por la caída de los precios del petróleo debido a que obtiene del crudo 96% de sus ingresos, y que importa la mayoría de los alimentos y productos que consume.

El recorte de la nota de la deuda por parte de Standard &Poor’s vino acompañado de una perspectiva “negativa” del rating a largo plazo.