•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) volvió ayer a los descensos y bajó un 5,37% hasta los US$50,02 el barril, en previsión de que mañana se anuncie un aumento de las reservas de crudo en EE.UU. y después de que la Agencia Internacional de Energía (AIE) vaticinara una recuperación parcial de los precios.

Al cierre de la sesión de operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en marzo, los de más próximo vencimiento, bajaron US$2,84 el barril respecto al cierre de la sesión anterior.

La caída fue atribuida a las previsiones de los analistas, que indican que mañana el Departamento de Energía anunciará un aumento en los inventarios de las reservas de crudo de Estados Unidos, lo que devalúa el precio del llamado “oro negro”.

Además, en Londres, la Agencia Internacional de Energía (AIE) aseguró en un informe que, tras la depreciación del petróleo en un 60% desde el pasado junio, el mercado “se ajustará”, aunque no se alcanzarán los niveles previos de precios y suministro, en parte debido a la caída de las inversiones.

REEQUILIBRIO

La AIE señaló que, con una creciente producción de petróleo de lutita y gran capacidad de reacción a la demanda, Estados Unidos liderará el reequilibro del mercado energético tras la caída de los precios del crudo.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en marzo bajaron 3 centavos hasta US$1,55 el galón, mientras que los de gasóleo de calefacción para entrega en marzo bajaron 4 centavos y quedaron en US$1,83.

Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en el mismo mes subieron 7 centavos y cerraron en US$2,67 por cada mil pies cúbicos.