•  |
  •  |

* Presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio de Nicaragua

Esta columna semanal es producto del convenio de colaboración recíproca suscrito por el licenciado Arnulfo Somarriba, en su calidad de gerente general de El Nuevo Diario, y por el suscrito, en su carácter de presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio de Nicaragua.

El propósito de esta columna es informar las actividades de la Confederación y las Cámaras afiliadas, así como dar a conocer los puntos de vista de las Cámaras confederadas en temas económicos y de interés común para la colectividad.

Breve historia de la Confederación

La Confederación fue fundada hace casi 40 años por delegados de las Cámaras de Comercio de Chinandega, León, Matagalpa, Granada, Rivas, Estelí y Masaya, en asamblea celebrada en la ciudad de Granada, en el local del Club Social, a las once de la mañana del 15 de junio de 1975.

Se fijó como objetivos la unión y el mejoramiento de las Cámaras que la integran y sus asociados, el mejor desarrollo comercial a nivel departamental y nacional, y la solución de problemas administrativos-comerciales con el Gobierno y los municipios, en el marco de las actividades particulares de cada una de las Cámaras confederadas, asumiendo la representación oficial de dichas Cámaras ante los diversos órganos de gobierno e instituciones empresariales nacionales e internacionales de nivel superior.

Primera junta directiva de la Confederación

La primera junta directiva de la Confederación, por el período de dos años, quedó compuesta así: presidente, Ricardo Caldera Noguera (Chinandega); vicepresidente, Gustavo Robelo González (León); secretario, Fabio Robelo Callejas (Chinandega); tesorero, Rodolfo D´Arbelles Zepeda (Chinandega); fiscal, Ramón López (Granada); directores, Ernesto García Gutiérrez (León), Ondina Gutiérrez de Robleto (Masaya), Carlos Lacayo Marenco (Rivas), Horacio Brenes Icabalceta (Matagalpa), Iván Kauffmann Miranda (Estelí) y Silvio Sandino Muñoz (Granada).

Personería, por medio de sentencia judicial

La Confederación obtuvo su personería jurídica por sentencia judicial dictada por la Corte Suprema de Justicia, CSJ, a las 12:00 p.m. del 8 de abril de 1976. Por medio de esta sentencia, se ordena publicar en La Gaceta el Decreto Ejecutivo No. 14, de aprobación de personería y estatutos, inserto en edición de La Gaceta No. 115 del 25 de mayo de 1976.

Gobierno cancela personalidad jurídica en 1978

El Gobierno de la República de entonces, en represalia por el paro cívico del comercio promovido por el sector privado, particularmente por la Confederación y el Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), emitió el Acuerdo Presidencial No. 162, del 29 de agosto de 1978, que fue publicado en La Gaceta, diario oficial, No. 194 de la misma fecha, por medio del cual se cancela la personalidad de la Confederación.

Rehabilitación de personalidad jurídica en 1979

Por Decreto No. 29 de la Junta Nacional de Gobierno de Reconstrucción Nacional, del 3 de agosto de 1979, publicado en La Gaceta No. 3 del 24 de agosto del mismo año, se tiene por rehabilitada la Confederación, en el pleno uso y goce de sus derechos, sin solución de continuidad desde el momento mismo de aprobación de sus estatutos y otorgamiento de la respectiva personalidad jurídica. De igual manera, se le concedió un asiento en el Consejo de Estado a la Confederación.