•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hablar de 4G es hacer referencia a telefonía celular de cuarta generación, que actualmente obtiene sus mejores niveles de rendimiento basada en un tipo de tecnología inalámbrica conocida como Long Term Evolution o LTE, que equivale a decir Evolución a Largo Plazo.

La tecnología 4G basada en LTE representa un gran avance para la industria de las telecomunicaciones porque es sumamente rápida, eficiente e inteligente, lo que permite tener una experiencia extraordinaria al usuario.

Según José F. Otero, director para América Latina y el Caribe de 4G Americas, países como Belice, Honduras y Nicaragua están entre los de menor penetración a internet en toda América Latina y el Caribe.

“Pero por medio de tecnología LTE se puede acelerar la expansión de cobertura geográfica de los servicios de banda ancha móvil viabilizando la contratación de estos servicios por una mayor parte de la población”, comentó Otero a El Nuevo Diario.

Agrega que la carencia de estas tecnologías “no permite el sano desarrollo de iniciativas de telesalud, teleeducación o de gobierno electrónico, en aquellas localidades de bajo poder adquisitivo de los distintos mercados, que son a su vez las que más necesitan de este tipo de esfuerzos”, considera Otero.

Hasta ahora las comunicaciones se piensan para personas con necesidades de hablar con otras personas, pero el futuro de las comunicaciones será el de todo tipo de cosas hablando entre ellas, a lo que expertos han llamado el internet de las cosas: es decir vehículos, cafeteras, refrigeradores y televisores conectados a una red cada vez más grande, todo manejado desde un teléfono móvil.

NICARAGUA A LA ZAGA

En Nicaragua aún nadie hace inversiones en este tipo de tecnología, que permite el desarrollo de una banda ancha móvil hasta diez veces más veloz que la tecnología 3G para telefonía celular, que opera hoy en día en el país.

La telefonía celular ha pasado por cuatro generaciones. La primera o 1G fue para hacer y recibir llamadas de voz desde un teléfono en movimiento. Luego la 2G permitió además el envío de mensajes de texto, correo electrónico y una conexión básica a internet.

Después la 3G permitió, además de la transmisión de voz y datos, una conexión real a internet y al contenido de vídeos y descarga de aplicaciones móviles, limitada por una velocidad de transmisión.

Las empresas Claro y Movistar ofrecen en el país un servicio de banda ancha móvil a través de la tecnología HSPA+, High Speed Packet Access Plus, que significa Acceso de Alta Velocidad del Paquete Avanzado.

Sin embargo, el ingeniero Norman García, especialista en Tecnologías de la Información y Comunicación, considera que HSPA+ está construida bajo tecnología 3G y aunque puede manejar velocidades de transmisión que pueden igualar a los rangos de las tecnologías 4G, oficialmente HSPA+ es conocida como tecnología 3.5G.

“Y quizás porque puede alcanzar velocidades parecidas a las de 4G pueda ser que las operadoras las confundan como 4G (…), pero realmente en las redes 4G se reconocen dos tecnologías: Wimax y LTE. Y las únicas empresas que ofrecen internet 4G y con tecnología Wimax en Nicaragua es Yota e IBW, pero estas no ofrecen servicio de telefonía”, comenta García.

USUARIOS QUIEREN MÁS

Haill Nicoya, de 42 años, es ejecutivo de un organismo de cooperación internacional con oficinas en Managua. Hace un año compró un smarthphone LG L9. Desde entonces contrató con una operadora local el servicio de internet ilimitado para su aparato, pagando 25 dólares más IVA, es decir unos US$29 mensuales.

En la pantalla de su teléfono aparece el signo H+, la abreviatura de la tecnología HSPA+, lo que según él le indica que posee una conexión rápida a internet. Sin embargo al pedirle que califique su experiencia de navegación a través de su teléfono entre aceptable, rápida y ultrarápida, Haill la valora como aceptable.

3 PAÍSES de Centroamérica cuentan con operaciones comerciales de tecnología LTE: Costa Rica, Honduras y Guatemala.

2 OPERADORES mantienen el duopolio de la telefonía celular en Nicaragua, y ninguno ha invertido en tecnología LTE para internet de alta velocidad.

100 millones de dólares invirtió Movistar en Guatemala en octubre del 2014 para desarrollar tecnología LTE en la telefonía celular.