•   PARIS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El mercado automovilístico europeo empezó el 2015 con una nota de optimismo gracias a un aumento del 6.7% de las matriculaciones de coches nuevos en enero, sostenidas por el rebote de las ventas en España e Italia.

Este aumento, que permite acercarse al millón de coches particulares vendidos en la Unión Europea (exactamente 999,157), sigue a un buen año 2014, que registró un crecimiento del 5.7%.

No obstante, el volumen sigue siendo un 20% menos que el que había antes de la crisis de 2008, cuando se matricularon unos 1.2 millones de coches, según datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles Europeos (AFAE).

“Cuando partimos de un mes de enero muy bajo, como en 2014, es más fácil conseguir un fuerte aumento, pero enero de 2015 tampoco es un mes históricamente muy alto”, comenta Jean-François Belorgey, del gabinete de consultores EY.

El crecimiento a nivel europeo se debe en particular a Italia, cuarto mercado automovilístico de la UE, donde la venta de coches nuevos aumentó 10.9% a 131,300 unidades y a España, donde se vendieron 68,100 vehículos, un 27.5% más.

Después de haber caído mucho desde 2008, “los países latinos recuperan la confianza, aunque en diferentes grados”, dice Belorgey.

Gran Bretaña, segundo mercado automovilístico europeo, presenta también un crecimiento sólido (+6.7%, a 164,900 unidades), mientras que Alemania se mantiene al frente de la lista en volumen con 211,300 coches vendidos, aunque el aumento, 2.6%, es inferior a la media.

Fiat crece gracias al Jeep

Francia, seguida por Italia, sigue siendo el tercer mercado europeo con 133,000 vehículos vendidos, un 6.2% más, según unas cifras revisadas al alza en relación con las provisionales (5.9%), difundidas a principios de febrero por los fabricantes franceses.

Para Belorgey, “es complicado sacar tendencias con un solo mes”, sobre todo enero, debido a las estrategias comerciales de unos y de otros en torno al fin de año debido a la “ventas tácticas” (automatriculaciones, ventas a alquiladores a corto plazo) que podrían falsear las estadísticas.

Entre los fabricantes, el grupo alemán Volkswagen sigue siendo el líder en la UE, con un 25.5% del mercado y 254,700 vehículos (+6.8%).

La cuota de mercado del francés PSA Peugeot Citroen, segundo, cae al 10.8%, 0.9 puntos menos. La marca Peugeot ganó 4%, pero Citroen perdió 6.3% y DS, que acaba de asumir su autonomía, cedió 18.9%.

En cambio, Renault pasa del 9.3% al 9.5% en cuanto a parte de mercado, gracias a un aumento del 11.3% en las ventas, mientras que Dacia aumenta el 7.3%. En la UE se venden un poco menos de un Dacia por cada dos Renault.

Ford crece, pero menos

Los generalistas alemanes procedentes de fabricantes estadounidenses, Ford y Opel, no acaban de seguir ni el ritmo ni los volúmenes de Volkswagen: Ford crece, pero menos que el mercado (+5.1%) y sus 68,700 ventas representan la mitad de las de la marca VW (128,700). El grupo Opel (antiguo GM Europa) le pisa los talones con 62,900 vehículos, un 2.8% menos.

Con un crecimiento del 7.1%, el grupo italo-estadounidense Fiat-Chrysler vendió 62,700 vehículos, gracias sobre todo a la explosión de la marca Jeep (+183.3%).

Los grupos alemanes denominados “Premium”, de alta gama, acechan: 60,300 matriculaciones para BMW (con Mini), que crece 8.6%, y 56,300 para Daimler (Mercedes y Smart), un 15% más.

Toyota, cuyas matriculaciones aumentan 9.6%, sigue al frente de los japoneses con 49,000 unidades, pero Nissan, socio de Renault, se le acerca: 43,000 vehículos nuevos vendidos, lo que supone un crecimiento del 36.3%.

En cuanto a las perspectivas para 2015, “la ACEA es muy prudente al prever un 2%” de crecimiento del mercado, dice Belorgey, para quien “el 6% del pasado año fue una sorpresa divina”, dado el estado de la economía de la zona euro.