•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Citibank y Banco Procredit, el quinto y sexto banco más grande del Sistema Financiero Nacional, SFN, podrían cambiar de dueños en un futuro muy cercano, según la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, Siboif.

Víctor Urcuyo, superintendente de la Siboif, anunció ayer que en 15 días estarán dando a conocer qué grupo financiero adquirirá los activos de Citi en Nicaragua.

De acuerdo con Urcuyo, son tres instituciones financieras las que están pujando por adquirir los negocios de Citi en Nicaragua: el Grupo Promerica de Panamá (principal dueño de Banpro en Nicaragua), el Grupo Aval de Colombia y el Banco Popular de España.

Por su parte el Banco Rural  de Guatemala, Banrural, se encuentra en negociaciones para adquirir las operaciones de Banco Procredit en Nicaragua.

Citi Group anunció en octubre del año pasado la salida de sus negocios de consumo en once mercados que incluyen la franquicia de consumo en Costa Rica, República Checa, Egipto, El Salvador, Guatemala, Hungría, Japón, Nicaragua, Panamá, Perú, así como el negocio de financiamiento al consumidor en Corea del Sur.

¿Quiénes pueden comprar Citi? 

El único grupo financiero de capital nicaragüense que está participando en la puja por la compra de las operaciones de Citi es Grupo Promerica, uno de los más importantes grupos financieros de Centroamérica y el más grande en Nicaragua. A finales de 2014, Promerica contaba con activos totales por el orden de los US$11,000 millones en la región centroamericana.

Según el superintendente de Bancos, entre los interesados en comprar las operaciones de Citi también está el grupo Aval, en sociedad con un banco hondureño.

Aval es el grupo financiero más grande de Colombia y uno de los grupos bancarios líderes en Centroamérica. Actualmente controla varias entidades, entre ellas el Grupo BAC Credomatic, y tiene la mayor administradora de fondos de pensiones y cesantías de Colombia.

En el 2010, Grupo Aval suscribió un contrato de compraventa de acciones con GE Consumer Finance relativo a la adquisición del 100% de las acciones del Grupo BAC Credomatic, transacción que concretó a través de Leasing Bogotá S.A., por un monto estimado de US$1,900 millones. 

También, en 2013, adquirió el 98% del BBVA Panamá y el 100% de las acciones de Banco Reformador S.A., de Guatemala. 

Otro de los interesados en adquirir las operaciones de Citi es el Banco Popular de España, una entidad financiera con más de 90 años de historia y de los bancos más grandes de ese país. 

El Banco Popular es líder de préstamos PYMES del sistema financiero español, y recientemente adquirió las operaciones de Citi en ese país.

 El postor de Procredit

Igualmente, el superintendente de Bancos anunció que el Banco de Desarrollo Rural de Guatemala, Banrural, está negociando la compra de Procredit para incursionar en la banca nicaragüense.

“Todavía no existe nada concreto para poder decir que es una realidad, es un proceso que toma su tiempo. Las partes se tendrán que poner de acuerdo y hay que hacer un análisis de fondo de la cartera de cada institución, y de las demás cuentas que cada banco tiene”, dijo el funcionario.

El Banrural se define en su sitio electrónico como un institución que busca desarrollar el agro en Guatemala. Según el balance general al 30 de junio de 2014, este banco poseía activos totales por el orden de los US$5,900 millones, una cartera de créditos de cerca de los US$3,500 millones.  

De acuerdo a algunas fuentes consultadas y que prefirieron el anonimato, las negociaciones entre estas entidades se prolongarán algunos meses.

Una de las razones de la duración del proceso es la Ley General de Bancos, la cual establece que para vender más del 5% del capital accionario debe existir una autorización de la SIBOIF. El comprador debe demostrar que cumple una serie de requisitos: presentar su récord, comprobar su capacidad económica, experiencia, etc., para que se autorice la transacción.

El Banco ProCredit de Nicaragua capta el 2.25% de los depósitos confiados al sistema financiero nacional. El banco pertenece al Grupo ProCredit, que tiene presencia internacional en tres continentes y trabaja bajo el lema de “Banco responsable para las pequeñas empresas y la gente común”. En Nicaragua, funciona como banco desde finales del año 2005. Según datos de la Superintendencia de Bancos, provee el 2.54% de los créditos brutos aprobados al 30 de junio de 2014.