•  |
  •  |
  • END

Nicaragua requiere de un amplio programa de inversión pública en áreas como infraestructura vial, programas energéticos, entre otros, que ayuden a reducir el impacto social y económico de la crisis financiera internacional, expresó Silvio Conrado, Director por Nicaragua del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Conrado dijo lo anterior al referirse a la situación que enfrentará el país con la crisis financiera mundial. En ese sentido, destacó que la semana pasada la institución multilateral, de la cual es director por Nicaragua, aprobó un préstamo de 130 millones de dólares para un proyecto carretero en el país.

El funcionario del BCIE entregó en nombre de la institución, al ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, un cheque de 200 mil dólares, en carácter de donación, para la atención de las necesidades más urgentes de unos 64 mil damnificados por las lluvias de los dos últimos dos meses del invierno.

El cheque fue traspasado por el ministro Guevara al Director del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), coronel Ramón Arnesto Soza, quien dijo que será usado en la alimentación de los damnificados y para techos de casas de habitación.

Conrado dijo que el Banco no se mete en política, pero que a nombre personal, aconsejaba a todos los agentes del país a apartar los temas políticos de los económicos, porque no se puede tener a la economía como rehén de la política.

Destacó que a solicitud del gobierno de Nicaragua, el BCIE aprobó el préstamo de 130 millones de dólares para que el país pusiera su contraparte en la construcción, junto con la Cuenta Reto del Milenio, de dos carreteras. La primera de estas dos vías une a La Paz Centro, Malpaisillo y Villa 15 de Julio, como ruta alterna hacia El Guasaule; y la segunda es Nejapa, Izapa y Puerto Sandino.

Esperan decisión de Cuenta Reto del Milenio
La Cuenta Reto ha estado participando como co-financista, con el gobierno de Nicaragua, de las mencionadas carreteras. Sin embargo, pende la amenaza de que el organismo del gobierno de Estados Unidos corte el financiamiento porque se señala a esta nación centroamericana de violar uno de los requisitos para mantener esos proyectos.

La Cuenta Reto del Milenio aprobó 175 millones de dólares para proyectos en el Occidente del país, a realizarse en el término de cinco años. Pero ese financiamiento podría ser retirado este 11 de diciembre en la reunión de la Junta Directiva del organismo estadounidense, lo que aparentemente podría poner en dificultades el crédito del BCIE.

El crédito de 130 millones aprobado por el BCIE es en términos corrientes, pero para tener la concesionalidad que el Fondo Monetario Internacional le permite a Nicaragua, el país tendría que conseguir recursos donados de poco más de 100 millones de dólares, y hacer esos proyectos carreteros en el Occidente del país.

Alberto Guevara dice que en el quehacer de la Cuenta Reto del Milenio, en Nicaragua, todo sigue su curso normal. Agregó que con un alto funcionario de la fundación estadounidense revisó el cumplimiento de los programas del organismo en este país, y que se considera que todo se ha hecho con un alto grado de cumplimiento, por lo tanto no mira señales de alarma.

Agregó, sin embargo, que si el programa en Nicaragua de la Cuenta del Milenio es cortado, el gobierno buscará fondos en otras fuentes para poder terminar los proyectos viales en el Occidente del país, al tiempo que dijo que agradecía al pueblo estadounidense lo realizado a través de la fundación, a favor de los nicaragüenses.