Deybis Sánchez
  •  |
  •  |

El concepto de Responsabilidad Social Empresarial, acuñado a inicio de los años 90 del siglo pasado en los países desarrollados, es sinónimo para que una sociedad pueda desarrollarse de una forma equitativa, destacó Mathias W. Dietrich, director ejecutivo de la Unión Nicaragüense para la Responsabilidad Social Empresarial, uniRSE.

Dietrich señaló que la cooperación internacional radicada en el país contribuyó para que el concepto de RSE ganara terreno y que los empresarios locales vieran la importancia de aplicarla en las comunidades. unirse, que nació en el año 2004 bajo el nombre de Foro Nacional de Responsabilidad Social Empresarial, dio sus primeros pasos gracias a la ayuda de la cooperación británica, que en ese momento se encontraba presente en Nicaragua.

Asesoría

Mathias Dietrich aseguró que la Cooperación Británica, conocida por sus siglas en inglés como DFID, brindó asesorías a los integrantes de uniRSE, para que conocieran más sobre la importancia y los beneficios que traen consigo practicar la RSE, a nivel empresarial. El director ejecutivo de uniRSE agregó que el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, los acercó a sus pares de El Salvador y otros países de la región para que intercambiaran experiencia.

“No nos dieron dinero, sí nos apoyaron con consultores para fortalecer a pequeñas y grandes empresas, a que pudieran comprender el concepto de responsabilidad social empresarial”, aseguró el director de unirse al referirse a la cooperación internacional. Dietrich destacó que la cooperación de Alemania, la de Holanda, la cooperación de Dinamarca, Luxemburgo y la cooperación de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, aportaron en fortalecer la RSE en Nicaragua.

“La cooperación internacional y algunos organismos regionales han ayudado a fortalecer uniRSE y la Responsabilidad Social Empresarial en el país. Hemos hecho nuestro el lema de Stefan Schimidtheing que dijo: No pueden existir empresas exitosas en sociedades fracasadas”, finalizó Mathias W. Dietrich.