•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las intensas lluvias que azotaron el territorio costarricense en las últimas tres semanas arrasaron miles de hectáreas de diversos cultivos de la zona Atlántica, especialmente de banano, sector que reporta unos 30 millones de dólares en pérdidas, según diversos informes.

El estatal Instituto de Desarrollo Agrario indicó que en la provincia de Limón (Atlántico) fueron arrasadas 1.350 hectáreas en cultivos de hortalizas y tubérculos y granos básicos como arroz y maíz, principalmente, con millonarias pérdidas aún no cuantificadas.

Fuentes del ministerio de Transportes manifestaron que la red vial en el Atlántico sufrió serios daños, lo que obligará al gobierno a realizar una inversión millonaria en la reparación y construcción de puentes.

Por su parte, la Corporación Bananera Nacional (Corbana) precisó que las precipitaciones e inundaciones dañaron al menos 10.000 hectáreas de banano y además afectaron decenas de viviendas y dejaron cientos de evacuados.

Según Corbana, los productores de la zona dejarán de exportar 4,3 millones de cajas de banano de 18 kilogramos y aunque la Corporación dispone de ocho millones de dólares para auxiliar a los productores, la recuperación del área afectada podría pasar del próximo año.

Los cafetaleros también enfrentan millonarias pérdidas, debido a que las lluvias en el Valle Central, donde está San José, y la vecina provincia de Alajuela maduraron prematuramente la fruta, según el Instituto del Café.

El mal tiempo fue causado por fenómenos de baja presión y frentes fríos, según el Instituto Meteorológico Nacional, y la alerta roja sigue activada en Limón, aunque el clima mejorará sustancialmente a partir de este viernes en las vertientes del Atlántico y Pacífico, así como en el Valle Central.