•  |
  •  |
  • END

Nicaragua reforzará su sistema eléctrico mediante la rehabilitación de dos importantes plantas hidroeléctricas con ayuda de un préstamo de 40.2 millones de dólares, aprobado por el directorio ejecutivo del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Una nota de prensa de dicho organismo multilateral, publicada en su página web, informó que los fondos se utilizarán para la rehabilitación de las plantas hidroeléctricas Santa Bárbara y Centroamérica, las dos principales generadoras de energía renovable del país.

"La plena recuperación de estas plantas de energía hidroeléctrica contribuirá a mejorar la cantidad, confiabilidad y calidad del suministro de energía renovable necesario para el crecimiento económico sostenible de Nicaragua", dijo el jefe de equipo del BID, José Ramón Gómez.

Estas inversiones forman parte de un programa integral de apoyo al sector eléctrico, que se suman a inversiones paralelas en las áreas de transmisión y transformación eléctrica y a un programa de reducción de pérdidas, señala la nota.

Las tareas de reparación y mantenimiento ayudarán a asegurar y ampliar la confiabilidad del actual suministro y enfrentar la demanda eléctrica de mediano plazo, al tiempo que consolidarán el marco institucional del sector público, agrega el comunicado.

Este componente será ejecutado por la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, ENEL, y su afiliada Hidrogesa. El Ministerio de Energía y Minas de Nicaragua y la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel, realizarán los otros componentes del programa.

Éste es el segundo préstamo para el programa destinado a mejorar el sistema eléctrico de Nicaragua, luego de que el BID aprobara en diciembre un préstamo de 32.7 millones de dólares.

El costo total del Programa de Apoyo al Sector Eléctrico asciende a 144.2 millones de dólares y cuenta con financiamiento adicional de 40.8 millones de dólares del Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, y del Banco Europeo de Inversiones. El gobierno nicaragüense aportará otros 4.8 millones de dólares para el proyecto, en tanto que el directorio ejecutivo del BID podría aprobar eventualmente 20 millones de dólares adicionales para el programa, con el fin de mejorar el suministro de energía eléctrica a los clientes residenciales y comerciales.