•  |
  •  |
  • END

El sector financiero de Nicaragua se prepara para enfrentar un período crítico en el 2009, en el que el crédito de largo plazo será escaso y el de consumo llegará a niveles bajísimos, como parte de los efectos de la crisis económica mundial, que comenzó en Estados Unidos con un serio problema financiero.

Pero los efectos ya se están viendo, con una fuerte reducción en el otorgamiento de financiamiento para la compra de casas y vehículos, así como una restricción en el área de las tarjetas de crédito, según lo confirmaron representantes del sector, luego de participar en la presentación del cuarto informe de coyuntura económica de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides.

Arturo Arana, presidente ejecutivo del Banco de la Producción, Banpro, dijo que no están restringiendo el crédito, sino que están siendo más selectivos sobre cuáles sectores podrán financiar.

Como ejemplo, el representante de Banpro mencionó el sector vivienda, el cual enfrenta serios problemas para recibir financiamiento, ya que el Sistema Financiero Nacional no tiene depósitos de largo plazo ni créditos de largo plazo.

“Cómo vamos a financiar a ese sector (el de viviendas), no podemos hacerlo aunque queramos. Tenemos que buscar cómo crear instrumentos, ser creativos sacando productos nuevos al mercado que nos permitan obtener esos fondos para poder financiar a esos clientes”, apuntó.

Arana explicó que el crédito de consumo (que está relacionado al financiamiento para adquirir bienes personales y servicios) está altamente suspendido y que se están realizando reducciones fuertes tanto en créditos personales, tarjetas de crédito y compras de vehículos.

Aseguró que esto se pudo notar en la recién pasada feria de la Asociación Nicaragüense de Distribuidores de Vehículos Automotores, Andiva, la que consideró “un desastre”, por la cantidad de autos que se logró comercializar.

Dijo que el financiamiento para vehículos se encareció y los bancos locales no pueden cobrar menos porque ésas son las condiciones con que reciben los fondos de las instituciones financieras en el exterior.

Estimó entre un 20 y 30 por ciento la reducción en el otorgamiento del crédito de consumo a nivel local.

Selectivos con productores
El presidente ejecutivo del Banpro indicó que también con el sector productivo, incluyendo el agropecuario, tienen que ser más estrictos con las garantías.

Añadió que lo que normalmente se ha hecho es financiar en base a una promesa de que se va a pagar con la futura cosecha que se obtenga, pero que “esos tiempos van a dejar de existir y el que no tenga una buena garantía sólida para respaldar su proyecto, no va a poder obtener financiamiento”.

Gabriel Solórzano, presidente del Banco del Éxito, Banex, dijo que el próximo año las tasas de interés se elevarán, debido a que se elevó el costo para obtener recursos del exterior.

Agregó que existe un sobre endeudamiento de una cantidad de clientes en años pasados y el crédito de consumo subió más rápido que el incremento en los salarios y por eso se está restringiendo más este tipo de financiamiento.

Aunque no proporcionó cifras, dijo que al revisar el historial de clientes en crédito de consumo, se nota un nivel de endeudamiento peligrosamente alto, lo que lleva a los bancos a no otorgar más financiamiento de este tipo.

Solórzano manifestó que la disponibilidad del crédito va a ser más moderada que en años anteriores, debido a la falta de liquidez en los mercados internacionales, que es de donde los bancos obtienen recursos de largo plazo. Añadió que con la crisis, los bancos internacionales tienen que atender sus mercados locales y se observa a varios bancos en Centroamérica que se han regresado a sus países, porque están enfrentando fuertes restricciones en su liquidez.

Solórzano indicó que lo importante será enfocarse en aquellos sectores que no van a ser tan afectados por el efecto de la recesión, para garantizar que haya suficiente financiamiento.

Consideró que el sector productivo del agro será menos afectado, porque siempre va a existir una demanda de estos rubros, aunque los precios van a bajar, pero han estado más altos que los valores históricos.

En el caso de la institución que dirige, Solórzano aseguró que han adquirido buenos socios internacionales, lo que les ha permitido conseguir más recursos de los que estiman que van a utilizar, a tasas más caras, pero lo importante es que habrá recursos.

El presidente ejecutivo de Banex indicó que también deben apoyar a los sectores exportadores y las micros y pequeñas empresas, las cuales tienen una gran capacidad de conversión para poder subsistir.