•   León  |
  •  |
  •  |
  • END

Los más de 32,000 universitarios que estudian en León contribuyen a la creación de nuevos negocios y a sostener los que ya existen en esa ciudad, principalmente comiderías, hostales, centros turísticos y fotocopiadoras.

José Benito Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio de León, afirmó que en la ciudad hay unas ocho universidades, las que reúnen a más de 32,000 estudiantes y “permiten la creación de nuevos negocios, principalmente pequeñas empresas”.

De esa manera, sostuvo Rodríguez, los universitarios contribuyen a la sostenibilidad de los negocios y tienen un impacto en el desarrollo de la ciudad.

Florecen comiderías
Olga Salgado, dueña del negocio de comida Mesón Segoviano, afirmó que atienden a más de 1,000 estudiantes diariamente en dos de sus sucursales.

Solo en uno de los negocios, conocido como Mesón Dos, atienden diariamente a unos 600 alumnos de varias universidades que están a su alrededor, entre ellas la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, y la Universidad Cristiana Autónoma de Nicaragua, UCAN.

Salgado, originaria de Jalapa, Nueva Segovia, fundó ese negocio hace 10 años. “León es una ciudad universitaria y han florecido varios negocios de comida”, manifestó.
En ese negocio, dijo su propietaria, cada estudiante gasta entre C$60 y C$80, en dependencia del servicio de comida que solicitan.

“El principal gasto que tenemos los universitarios es la alimentación. También gastamos en una que otra forma de distracción cuando nos da tiempo, por ejemplo de ir al cine”, comentó Valeska Moreno, una joven estudiante de química de la UNAN-León, quien procede de El Viejo (Chinandega) y dice tener un presupuesto semanal de C$500.

Por su parte, Raúl Zambrana, estudiante de Administración de Empresas de esa misma alma máter, manifestó que sus gastos en la Ciudad Universitaria ascienden a más de C$1,000 semanales. Zambrana, originario de Chinandega, dijo que su presupuesto le alcanza para la alimentación, el transporte, fotocopias y hospedaje.

Para Octavio Guevara, rector de la UNAN-León, la Ciudad Universitaria no es igual sin sus estudiantes que con ellos. “Cuando la universidad está activa, la comunidad leonesa se mueve”, subrayó, con lo cual también dejó entrever que también se mueve la economía.

De marzo a diciembre, según Salgado, es cuando los estudiantes rebasan las calles de León y las ventas de comida se comienzan a incrementar. “Tenemos 22 trabajadores para atender esa demanda de comida de los estudiantes”, sostuvo.

Más de 18,000 estudiantes
Solo la UNAN-León, la más antigua del país, matriculó este año a cerca de 22,000 estudiantes, de los cuales unos 18,000 se quedarán en la sede central, León, y el resto irán a sus sedes regionales.

Guevara manifestó que la universidad tiene 1,800 becados, quienes reciben un aporte económico de entre C$700 y C$1,200, que les permite vivir, alimentarse y estudiar en esa ciudad. Además, les permite pagar un seguro.

“Sí hay un aporte a la economía local. En otro momento hemos hecho los cálculos, ahorita no hemos actualizado ese estudio, pero sí sabemos que es un importante aporte económico para la comunidad de León”, expresó Guevara.

Lo que sí sabe el rector de la UNAN-León es que en los últimos años se han duplicado las matrículas en esa universidad.

Reciprocidad

Ana Cristina Rostrán, especialista en estadística y economía pública y docente universitaria de la UNAN-León, explicó que los estudiantes apalancan la economía de “toda la gente que alquila habitaciones” en León.

Expresó que así como los estudiantes sustentan la economía de León, estos también reciben los beneficios del desarrollo de la ciudad.

Rostrán destacó además la importancia que tiene la universidad en el intercambio de culturas, ya que permite que lleguen a León estudiantes de distintos departamentos. “Por ejemplo vienen estudiantes de Laguna de Perlas, Bilwi, Siuna, y estamos intercambiando culturas, costumbres, y eso también nos enriquece a los leoneses”, sostuvo.