•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

El Banco Europeo de Inversión, BEI, tiene bajo evaluación otorgar un préstamo de 130 millones de euros para apoyar la construcción de la planta hidroeléctrica Tumarín, un proyecto valorado en US$1,100 millones.

El financiamiento que sería destinado a la construcción de esta obra de 253 megavatios se encuentra en una lista junto a otros nueve proyectos energéticos que están bajo evaluación desde diciembre pasado, siguiendo la política de esta institución financiera.

Los fondos otorgados por esta institución financiera serían destinados para apoyar el desarrollo de la planta hidroeléctrica de energía que contará con una línea de 230 kilovoltios (Kv), 550 km y 4 subestaciones en el norte del país.

Tumarín, que utilizará las aguas del Río Grande de Matagalpa para la generación de energía, sería una de las más importantes inversiones de Brasil en Latinoamérica en este campo.

Segundo componente

Con este préstamo, a su vez, se complementará otra fase que se enmarca en el programa de inversiones menores de trasmisión de electricidad, en total 440 kilómetros de líneas de 138 Kv y 7 subestaciones con 105 megavoltiamperio de capacidad, según descripción del proyecto.

Durante todo este proceso el BEI se aseguraría, según la presentación del proyecto, de que se tomen las medidas adecuadas para proteger el medio ambiente y los derechos de las personas afectadas, a fin de “evitar, reducir, mitigar, compensar y remediar el impacto”.

En septiembre pasado, la Asamblea Nacional aprobó un préstamo otorgado por el BEI por un monto de US$14 millones, que fue destinado al Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable, Pneser.

Entre 2015 y 2016 la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica planea atender a 1,400 comunidades, de las cuales 840 serán beneficiadas este año para lograr que Nicaragua alcance el 85.3% de cobertura eléctrica.