•   Managua  |
  •  |
  •  |

Min Zhu, subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), indicó que Nicaragua necesita una mayor inversión en educación y en innovación para fortalecer su productividad y a la vez reiteró al Gobierno la necesidad de racionalizar la política de subsidios.

“Para fortalecer la productividad en Nicaragua la clave está en invertir en educación, capital humano e innovación, una mejora en la productividad es la clave para mejorar la economía y garantizar el crecimiento continuo”, destacó Zhu, durante un encuentro que sostuvo con el gabinete económico de la presidencia.

El alto ejecutivo del organismo financiero internacional reiteró al Gobierno de Nicaragua que es necesario aprovechar los bajos precios del petróleo para “racionalizar las políticas de subsidios y poder optimizar el beneficio a la población más necesitada y de esta manera aliviar un poco la carga fiscal”.

Organismos financieros internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han destacado que mejorar la productividad en el país es clave para mejorar los niveles de vida y reducir los niveles de pobreza.

En ese sentido el subdirector gerente del FMI destacó que para elevar la productividad es necesario mejorar la calidad de la educación, así como la modernización de la infraestructura tecnológica de los procesos productivos y señaló que la institución que él representa apoyará al Gobierno en las medidas que se tomen para mejorar la productividad de los diferentes sectores económicos.

Economía robusta

El funcionario del FMI dijo que después de revisar la situación macroeconómica del país, es probable que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año sea del 4.2%.

“Nicaragua tiene una tasa de crecimiento muy impresionante, este año será del 4.2% y eso será notable en un mundo donde la economía se está desacelerando, en América Latina la tasa de crecimiento promedio será del 1.2%, en Centroamérica podría ser del 2.2 y 2.3%. En ese contexto el 4.2% para Nicaragua es excelente”, destacó Zhu.

Zhu manifestó que la situación económica del país es bastante “robusta”, ya que el déficit fiscal es el más bajo de América Latina, (1.6%), al mismo tiempo indicó que la deuda del Gobierno se ha venido reduciendo con respecto al PIB y que la tasa de inflación se ha estabilizado.

Ovidio Reyes, presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), destacó que al cierre de 2014 la economía pudo haber crecido un 4.5% y para este año se espera la misma tasa de crecimiento.

“Este año creemos que podemos reproducir esa tasa de crecimiento e incluso podría ser mayor con la entrada en lleno de Tumarín y si se da lo del Canal esa tasa indudablemente se duplicará”, señaló Reyes.

El gobierno de Nicaragua y funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) sostienen, desde ayer  y hasta el próximo 11 de marzo, una serie de reuniones de trabajo con el objetivo de valorar la evolución económica del país previo a la próxima revisión del artículo IV, que establece la función de supervisar el sistema monetario internacional y dar seguimiento a las políticas económicas y financieras de los países miembros.

Otro de los temas que estarán analizando es la reforma a la Seguridad Social, la cual, según el FMI, es un problema mundial. “Un tema candente mundial debido a los cambios democráticos en el mundo y a la situación económica y financiera, la reforma a la seguridad social no es un tema fácil, es complejo y requiere que participen todos los sectores de la sociedad”, destacó Zhu.