•  |
  •  |
  • END

El valor del producto de la economía de Nicaragua bajará en 2009 hasta un dos por ciento, de acuerdo con un informe de la Comisión Económica para América Latina, organismo que a la par señaló que en 2008, este país centroamericano terminará experimentando un crecimiento de su economía de un tres por ciento.

La cifras oficiales hablan de aproximadamente 3.7% del producto interno bruto (PIB) para el corriente año, en tanto que el organismo conocido como Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Fundes) afirma que será de alrededor del 3.5 por ciento.

Para el 2009 el Gobierno de Nicaragua no ha dado una cifra oficial, pero se ha dicho que podría bajar del tres por ciento, sin embargo, Fundes señala que será del 1.5 por ciento por encima del PIB nacional de 2009. El crecimiento de dos por ciento de la economía para Nicaragua será igual para Honduras y Guatemala, en tanto que se prevé que Costa Rica y El Salvador sólo alcancen un uno por ciento.

La reducción del crecimiento del PIB de Nicaragua, en el contexto de América Latina, se debe a que las economías regionales se verán muy golpeadas en 2009, cuando en su conjunto presente un crecimiento de apenas un 1.9 por ciento de su producto en relación al 2008.

De acuerdo con la CEPAL, el crecimiento del producto previsto para 2009 para toda la región, registrará la tasa más baja en seis años, y menos de la mitad de la lograda en este año 2008, lo que pone fin al ciclo de bonanza en la región, cuando logró una expansión de su economía de un 4.6 por ciento, apoyada aún por las favorables condiciones del mercado de las materias primas.

“Estamos ante el final de un período con escasos precedentes en la historia de la región”, dijo la CEPAL en su ‘Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2008’, presentado este jueves en Santiago, sede del organismo dependiente de las Naciones Unidas.

El ciclo de bonanza, con un crecimiento promedio regional de 5%, estuvo acompañado por una mejora de los indicadores del mercado laboral y una disminución de la pobreza en la región, los que, sin embargo, volverán a resentirse a partir de 2009.

Aumentará el desempleo
Para el próximo año, la CEPAL estima un aumento de la tasa de desempleo desde 7.5% en 2008 a niveles entre 7,8 a 8,1%, con un incremento del mercado informal. El aumento significará que hasta 1.8 millones de personas se sumen al actual número de desempleados, de 16 millones.

Como consecuencia de esto, se espera que la pobreza supere los actuales 182 millones de personas. La región, al igual que el resto del mundo, resentirá en 2009 los efectos de la crisis financiera internacional, de cuya magnitud aún no se tiene una idea precisa, según CEPAL.

“La profundidad y duración de la recesión dependerán de la eficacia de las medidas de estímulo de la demanda implementadas para compensar la caída del gasto privado, así como de la vuelta a la normalidad de los mercados crediticios”, advierte el documento.

La crisis reducirá a América Latina el volumen y el precio de sus exportaciones por el descenso en la cotización de las materias primas, el motor del crecimiento regional, se espera una caída de las remesas, rubro fundamental para la mayor parte de las economías del Caribe, Centroamérica y México, y también de una baja de la inversión extranjera directa y de la demanda de servicios en turismo.

Los países latinoamericanos enfrentarán además mayores dificultades de acceso y un mayor costo del financiamiento externo. Una consecuencia positiva de la crisis será la reducción de los niveles de inflación. Se estima que el indicador baje desde 8.5% a 6% en 2009.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus