•  |
  •  |

Las trabas, específicamente para las mujeres, siguen impidiéndoles desarrollarse en el mundo de los negocios, opinaron una especialista en emprendimientos y una empresaria.

Regina Lacayo, coordinadora del Centro de Desarrollo de Emprendimientos, de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), expresó categóricamente que la mujer tiene tanta capacidad como el hombre para desarrollarse en el mundo de los negocios.
En ese sentido, explicó Lacayo, “el problema está en que tienen más barreras que los hombres” para entrar al mundo del emprendimiento empresarial.

“Más que pensar en que si la mujer ha incursionado en ese mundo (de los negocios), debemos de pensar en que si el mundo le ha seguido poniendo barreras o le ha hecho la vida menos complicada. Y yo creo que la vida sigue siendo complicada para la mujer”, calificó la especialista en emprendimientos.

Obstáculos
Blanca Callejas, gerente de Jaleas Callejas, manifestó que el primer obstáculo en el camino de una mujer emprendedora es “el doble rol de una mujer, que es el de madre y de empresaria”, que impacta en el negocio. “Por lo general, las microempresarias la mayor parte de sus ingresos lo ocupan para sostener a sus familias”.

La empresaria manifestó que las mujeres también tienen dificultades para el acceso al crédito, porque las mujeres por lo general no son dueñas de propiedades y no tienen qué poner de garantías.

Por el doble rol de la mujer, Callejas agregó que las mujeres no se capacitan los suficiente para mejorar su negocio.

Callejas destacó que además hay obstáculos que no solo afectan a las mujeres específicamente, sino a todos los emprendedores: “La permisología afecta a todos los empresarios mipymes”, afirmó.

“Es cierto que existen ventanas únicas en cada entidad, pero no existe un lugar donde se puedan hacer todos los trámites... Pero nos encontramos con que cada entidad se convierte en policía de otras entidades”, explicó la empresaria.

En qué invierten
Gloria Ruiz, gerente general de ProMujer, una microfinanciera que atiende principalmente a emprendedoras, dice que las mujeres solicitan créditos principalmente para iniciar o desarrollar pequeños negocios y para invertir en su educación y la de sus hijos; asimismo para invertir en la mejora o construcción progresiva de sus viviendas.

“Creemos que dándoles acceso y oportunidades adecuadas, las mujeres pueden elevar su potencial como agentes poderosos de su propio éxito y el de sus familias”, analizó Ruiz.