•  |
  •  |

Como una mujer luchadora, emprendedora, de carácter fuerte, una mujer que ha venido luchando desde muy abajo y sabe la problemática de las mujeres, porque vio el ejemplo en su madre, “que nos crió sin padre y luchó y la vi triunfar, así se define Aida Patricia Mayorga Ramírez, gerente general de la empresa Oscar Tex, situada al costado este de Cruz Lorena, en Masaya. Tiene 20 años de casada, con dos hijos, uno de 18 años, estudiante de Medicina y una niña de 12 años, quien cursa el bachillerato.

¿Cómo incursiona en el mundo empresarial?
Cuando tenía 19 años estudiaba la carrera de Derecho y a los 20 decidí casarme. La misma necesidad hizo que comenzara a formar una pequeña empresa. Siempre vi a mi mamá que le gustaba el negocio, pero aparte del negocio me gustó mucho lo que es la industria. Aparte de lo que es la industria me gustó trabajar y apoyar a las personas. Recuerdo que cuando estaba joven comencé a hacer tejidos y empecé a vender productos para ir a la cárcel a visitar a reos y llevarles algo.

¿Cómo ha sido su experiencia en este ámbito dominado por los hombres?
La verdad es que no a todo el mundo le va bien, porque siempre los varones y sobre todo en los países como los nuestros, que hay machismo, siempre quieren ir arriba de las mujeres, entonces es tan difícil para nosotras el hecho que vamos a triunfar, de que un hombre nos mire triunfadoras, de que un hombre nos vea dominando el área empresarial. Es difícil que también puedan ver un liderazgo en el hogar, sabemos que la cabeza de la familia es el hombre, y aunque la cabeza de la familia sea el hombre, la mujer tiene que ser emprendedora y eso no significa que va a fallar a su esposo y que se va a creer primero que él.      

¿Qué obstáculos ha enfrentado para cumplir sus metas?
Hay muchos obstáculos, entre ellos una misma, una cree que por ser mujer no podemos llegar a hacer grandes cosas, aparte de eso el relacionarse con otras personas en la parte empresarial creerán que porque somos mujeres no tendemos a llegar a los niveles altos de inteligencia como muchos varones creen. En lo personal, me he encontrado con varones que han sabido valorar a la mujer.

¿Tiene alguna experiencia?
Recuerdo que cuando llegué a la Cámara de Industria me acogieron con mucho cariño y me colocaron en un puesto, parecido o semejante al que ellos tenían, porque en la  Cámara de Industria son 16 directores, de los cuales 14 eran directores hombres y 2 directoras mujeres.   

¿Cómo ve el rol de la mujer actual?
Es bastante difícil, pero no imposible, porque la mujer tiene que ser hija, esposa, madre, empresaria, amiga y hay muchas cosas que la mujer tiene que ser y lo logra. Cómo poder dividir el tiempo entre tantas actividades. Creo que solo la mujer lo hace, es increíble. Y muestra de ello es que siempre ponen que el varón se levanta, agarra el periódico, mientras la mujer con una mano “chineando” al niño, con la otra hace el desayuno, con el pie, somos multifuncionales y eso nos hace increíble.     

¿Considera que aún existen prejuicios para la mujer emprendedora?
Digo que sí, pero no en la misma magnitud que estaba anteriormente, siento que con este nuevo gobierno ha hecho que las cosas sean parejas. Si ustedes han visto la mayoría de puestos a nivel de Gobierno están mujeres y varones. Y no solamente en nuestro país, sino a nivel mundial las mujeres han agarrado un liderazgo y un empoderamiento increíble. La verdad, si estamos saliendo adelante, a pesar de que tenemos miles de responsabilidades que quedan en casa como los hijos.  

¿Cuál es su principal logro?
Como mujer mantener un hogar estable y eso lo he logrado con la ayuda de Dios. Y tiene que ver mucho con la parte empresarial, porque si nosotras estamos bien en nuestros hogares, pues independientemente el negocio marcha bien. Debe haber un equilibrio en el hogar, la empresa y los hijos.   

¿Cómo ha tomado su esposo que lidere a una empresa exitosa en Masaya?
Él y mis hijos han sido un pilar grande en mi vida., porque él siempre me ha dado fuerzas, porque la verdad él siempre me dice podés, me siento orgullosa de vos, y anda conmigo en todos lados. La verdad, creo que si hubiesen hombres con el mismo carácter, pensamiento que él, tuviésemos una Nicaragua diferente.  

¿Cuáles son sus proyecciones a futuro?
Estuve 6 años en la Cámara de Industria como directora, también 2 años en APEN como directora y este año pienso volver a la Cámara de Industria, que es donde me he sentido más cómoda, que dan mejores soluciones o respuestas a las necesidades de las mipymes, porque  realmente en Nicaragua hay cámaras para las grandes empresas, están las que defienden a las microempresas, pero las medianas nos quedamos en el aire.(…) Y es por eso que las empresas medianas fracasan o es difícil que escalen a otro nivel, entonces ahí la gran problemática que tenemos en Nicaragua, que hay que saber apoyar a las micro para que sean  medianas, pero también a las medianas para que puedan generar empleos, ayudar con la economía del país y creciendo nosotros crece la economía del país.  

¿Tiene algún proyecto en concreto?
Estoy creando una nueva empresa textil que se llamará Nica Vera, es una empresa que nace con la problemática que en nuestro país no hay una ropa de moda de tela fresca y vemos la manera de ofrecer a nuestros clientes ropa para caballeros y dama e incursionar la guayabera de lujo, porque es parte de nuestras costumbres, parte de lo que somos. 

Diseñadora de ropa

Aida Patricia Mayorga

Estudió Derecho en la Universidad Centroamericana (UCA), luego empezó a estudiar Diseño de Modas y la universidad la contrató para dar clases. Le fascina diseñar para niños, con 16 años de experiencia, y tiene 11 años de diseñar para River, una marca de Puerto Rico.