•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

El departamento de Carazo cuenta con hermosas playas, entre estas La Boquita, Casares y Huehuete, mismas que son visitadas por miles de turistas en la época de verano, sin embargo falta aún un impulso para posesionarlas mejor como destinos turísticos a nivel nacional, considera Richard Acuña, delegado del Intur en este departamento.

Para Acuña, las playas de Carazo “son de las mejores que tiene el país”, sin embargo hasta ahora no son visitadas como otras playas del Pacífico, que en la época de verano llegan a saturarse de turistas.

A criterio del delegado hace falta iniciativas por parte de los propietarios de locales para promocionar sus establecimientos y por consiguiente las playas.

“Hace falta mucha promoción, tenemos que ser un tanto más inteligentes, en el caso de la empresa privada nosotros como ins-
titución generalmente lo que hacemos es sugerirles el tema de la promoción y no se hace”, dijo.

Capacitación
Acuña dijo que, precisamente, para fortalecer la oferta turística se hace un trabajo interinstitucional “para que esta Semana Santa, como todos los años, sea agradable para los visitantes y que la gente se lleve un buen sabor de la visita a nuestras playas”.

Agregó que parte de este trabajo es la capacitación continua a los dueños de locales, bares, hoteles y restaurantes, en función de mejorar la oferta turística y dar mayor promoción  a las playas.

“La idea es que se capaciten y meterle mucha más promoción a las playas”, declaró.

Agregó que en estas capacitaciones a los dueños de esta-blecimientos se les ha sugerido también brindar un mejor servicio, de manera que sea más agradable para los visitantes. “No es que esté mal, pero cada día podemos ir mejorando y ofrecer un buen servicio”.

Ajustar precios
Acuña manifestó que ha habido algunos contrastes entre los precios y los servicios que se ofrecen en algunos negocios. “Tenemos a veces precios muy altos en cuanto al servicio que estamos ofreciendo y si el turista paga, el dueño de establecimiento se queda con esos precios”.

Agregó que es necesario que los propietarios de locales entren en un proceso de concientización para que se bajen los precios, sobre todo en aquellos negocios que están propiamente en la playa, que es en donde, según el funcionario, ha habido más problemas con la diferencia entre precio y la calidad.

Acuña reconoció que en el entorno de las playas de Carazo igualmente hay muchísimos hoteles y restaurantes que sí tienen muy buena calidad y que los precios también, aunque son altos, están acordes al servicio.