•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Pese a un “buen desempeño” de la economía de Nicaragua y perspectivas de crecimiento “favorables”, el Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que este país debe seguir trabajando en mejorar la productividad como base de un fuerte crecimiento económico futuro del país.

El FMI concluyó la misión técnica que emprendió la semana pasada en Nicaragua, para evaluar el desempeño económico y las perspectivas económicas  del  país para el 2015.

Przmek Gajdeczka, jefe de la misión del FMI para Nicaragua, dijo a manera de conclusión que “el desempeño económico es bueno y las perspectivas son favorables”.

Gajdeczka manifestó que el país tuvo un crecimiento económico de 4.5% y una “inflación controlada” de 6.5%; asimismo se espera que el crecimiento para el 2015 sea de 4.6% y la inflación se reduzca al 6% como producto de la caída del precio del petróleo.

Otros indicadores
El representante del FMI también dijo que hay un déficit del sector público consolidado de menos 2% del Producto Interno Bruto (PIB) y un fortalecimiento fuerte de las reservas brutas del Banco Central de Nicaragua (BCN), expandiendo las reservas a casi cinco meses de exportaciones.

Destacó también que ha habido un crecimiento fuerte del crédito al sector privado, por encima de las tasas de crecimiento de los depósitos del sistema financiero.

Gajdeczka destacó que el Gobierno está enfocando su gasto social en educación e infraestructura, los que calificó como “cruciales para el crecimiento y el futuro del país”.

Desafíos
Nicaragua enfrenta desafíos en temas estructurales, como la necesidad del fortalecimiento de las finanzas públicas, modernización del funcionamiento del sistema financiero y el incremento de la productividad, este es “el desafío estructural de más largo plazo y de gran importancia para el país”, destacó el jefe de la misión del FMI para Nicaragua.

A mediano plazo, recomendó Gajdeczka, es importante mantener la estabilidad fiscal, optimizar los sistemas de subsidios, es decir, “usarlos para las necesidades más grandes y grupos  de población con ingresos más bajos”.

Destacó que esos recursos que se podrían ahorrar se pueden destinar a otros objetivos de gran importancia para el país, como infraestructura o invertir en el nivel del capital humano, para mejorar la productividad del país.