•   Managua  |
  •  |
  •  |

No todo es color de rosas para el sector turístico de Nicaragua ahora que se acerca la Semana Santa, pues hay que sobreponerse a un sinnúmero de desafíos para que los veraneantes pasen felices sus vacaciones en las playas y demás destinos turísticos del país, como la seguridad ciudadana, la limpieza, higiene, entre otros.

Sin embargo, representantes de esta industria afirmaron que vienen haciendo un sinnúmero de esfuerzos desde hace días para sobreponerse a esos retos.

Si bien es una de las épocas del año doradas para el turismo, en la que, según representantes del sector, se espera que se generen recursos por el orden de los US$140 millones (solo como industria turística), hay situaciones como la higiene y limpieza de los balnearios que preocupan mucho a algunos empresarios turísticos ante la afluencia de los veraneantes.

Las estadísticas consensuadas entre el sector privado y el sector público del turismo estiman que en los días de Semana Santa habrá alrededor de dos millones de personas haciendo turismo en el país, entre 50,000 y 55,000 de ellas turistas internacionales.

Las autoridades de este sector están tomando como referencia las cifras del 2013, ya que en el 2014 se aguó la fiesta del turismo en Semana Santa debido al terremoto de abril.

Pero “en el 2013, las playas de San Juan del Sur se saturaron tanto que la gente dormía en las aceras y hacían sus necesidades fisiológicas en la playa y había monumentales volúmenes de basura. Eso molestó al turismo extranjero y tuvimos que movilizarlos a Granada”, describió Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística, Cantur.

Según Torres, esta vez están trabajando en una iniciativa pública-privada que consiste en colocar una cantidad significativa de servicios sanitarios portátiles, para resolver esa problemática.

Asimismo, afirmó que le están solicitando a la Alcaldía de San Juan del Sur que haga una limpieza permanente en la playa y que lo mismo le están pidiendo al resto de alcaldías para esos días.

Medidas preventivas

Silvia de Levy, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua, Canatur, afirmó que los representantes del sector han sostenido varias reuniones con entidades como el Intur, la Policía Nacional, el Ministerio de Salud, alcaldías, entre otras, para abordar esos temas y asegurar un servicio de clase mundial a los turistas que pasarán sus vacaciones en las playas del país.

“Son medidas proactivas y preventivas, y ellos (autoridades) están tomando todas las precauciones necesarias y chequeos necesarios para que haya higiene, limpieza y seguridad, y esperamos que todo salga bien”, expresó la representante de Canatur.

En el sentido de la limpieza e higiene, De Levy hizo un llamado a la comunidad a tomar conciencia y contribuir: “Porque muchas veces somos parte de los que ensuciamos y no tomamos las precauciones para mantener la higiene. Hay que ir a los lugares indicados para tal fin”.

Ocupación hotelera

El delegado del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, en San Juan del Sur, José de la Cruz Sánchez, aseguró que los turistas ocuparán todas las habitaciones disponibles como ha ocurrido años atrás. También es común en ese destino turístico alquilar viviendas y apartamentos.

En Chinandega, Arturo Cano, representante de Canatur, manifestó que esperan que los turistas también rebalsen la capacidad hotelera del departamento. Cano estima que por ese departamento de occidente pasearán más de 50,000 turistas. Los balnearios más visitados ahí son Los Zorros, Jiquilillo, Padre Ramos, Punta Garay y Paso Caballos.

Leonardo Torres, de Cantur, dijo con base a información preliminar de los turoperadores que los turistas circularán mayormente por las zonas de Tola, Playa Gigante y San Juan del Sur, en Rivas; las Isletas de Granada, en Granada; la ruta del café, el Cañón de Somoto, en el norte del país y en los alrededores de Managua (Pochomil, Masachapa) y finalmente Occidente, en ese orden de importancia.

Seguridad

Por su parte, la Policía Nacional presentó recientemente su plan de seguridad para el verano, con el que pretende cubrir 483 balnearios en la semana del 28 de marzo al 5 de abril, en los 153 municipios de Nicaragua. Según medios oficialistas, la institución dispondrá de 13,000 oficiales para esos días.

*Colaboración de Róger Olivas