•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Costa Rica ocupa la primera posición de Latinoamérica en el tratamiento de las energías limpias y renovables, según informa hoy en un comunicado el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

El ICE señala que está situación se debe "en reconocimiento a su esfuerzo por diversificar sus fuentes energéticas y apostar por las renovables más allá de las hidroeléctricas".

Según los datos del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), durante enero, febrero y lo que va de marzo (75 días), ha sido innecesario el uso de hidrocarburos para alimentar la red del país.

Las condiciones lluviosas favorables durante los primeros meses del año permitieron que los embalses de Arenal, Cachí, La Angostura y Pirrís hayan alcanzado niveles por encima de las estimaciones del ICE.

Estas cuatro plantas, con sus embalses de regulación estacionales y de reserva de seguridad, más las otras plantas hidroeléctricas, conforman el brazo más fuerte de producción costarricense.

Luego, le siguen los desarrollos geotérmicos, los eólicos, la biomasa y la solar, que completan el 100 % de la matriz renovable.

La cantidad de agua impulsa que el encendido de las plantas térmicas se mantenga como última medida de contingencia, con el consecuente beneficio ambiental y económico porque no hay necesidad de usar combustibles.

Bajo estas condiciones y con las reservas a la fecha, el ICE estima que en el segundo trimestre del año seguirá la tendencia a la baja en las tarifas para todos sus consumidores.

Se da la circunstancia de que Costa Rica ocupa el segundo lugar de América Latina -tras Uruguay- en calidad de servicio de electricidad con una cobertura del 99,4 % de todos los hogares, según el Índice de Competitividad Global.