•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • END

Estados Unidos no tiene planes de unirse al Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (AIIB), impulsado por China y al que ayer se sumaron como socios fundadores Alemania, Francia e Italia, según indicó la Casa Blanca.

“No tenemos planes específicos de unirnos en este momento”, sostuvo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su rueda de prensa diaria, al ser preguntado por los periodistas al respecto.

EE.UU. “cree que hay una necesidad apremiante de mejorar la inversión en infraestructura en todo el mundo. Y creemos que cualquier nueva institución multilateral debería incorporar los altos estándares que la comunidad internacional ha construido colectivamente en el Banco Mundial y otros bancos regionales de desarrollo”, anotó Earnest.

El AIIB es visto por muchos como una respuesta de China a la excesiva influencia de EE.UU. en el Banco Mundial (BM) o a la de Japón en el Banco Asiático de Desarrollo.

Pese al recelo de Estados Unidos, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, anunció que su país, Francia e Italia se suman también como socios fundadores al AIIB, después de que el Reino Unido hiciera lo mismo la semana pasada.

Tras conocerse la decisión del Reino Unido, el gobierno de EE.UU. acusó a ese país, a través de las páginas del rotativo financiero Financial Times, de “acomodación constante” con China.

Por otro lado, el secretario del Tesoro de EE.UU., Jack Lew, insistió  en que la “influencia y credibilidad internacional” de su país “están amenazadas” por China y otras economías emergentes, ante la falta de voluntad del Congreso para aprobar la reforma del sistema de cuotas del Fondo Monetario Internacional (FMI).