•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó ayer un 0.95 % y cerró en US$43.46  el barril, a la espera de que se conozca hoy el estado de las reservas de crudo y tras un dato peor de lo esperado sobre el mercado inmobiliario en Estados Unidos.

Al cierre de la sesión de operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en abril bajaron 46 centavos de dólar respecto del cierre de la sesión anterior.

El barril de referencia en Estados Unidos continuó su racha bajista y cerró en niveles que no veía desde marzo de 2009, en medio de la incertidumbre de los mercados por el sobre exceso de producción de crudo en ese país.
Estado de inventarios

El Departamento de Energía hará público mañana miércoles el estado de los inventarios de petróleo y otros productos refinados en el país, que llevan diez semanas consecutivas creciendo a niveles que no se veían en décadas.

Durante la jornada se conoció un dato peor de lo esperado sobre el sector inmobiliario, ya que la construcción de casas nuevas se hundió un 17% en febrero, fundamentalmente por las fuertes nevadas caídas en el nordeste y en la región del Medio Oeste.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en abril, los de más próximo vencimiento, subieron 1 centavo hasta US$1.73 el galón, y los de gasóleo de calefacción para entrega en el mismo mes permanecieron sin cambios en US$1.69.

Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en abril, que se siguen tomando como referencia, subieron este martes 14 centavos y cerraron la jornada en US$2.85  por cada mil pies cúbicos.

LAS RAZONES DE OPEP

En su informe mensual, la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, atribuye la drástica desaceleración de los suministros “No-OPEP” a los recortes de gastos decididos por las petroleras internacionales ante la caída en más del 50% de las cotizaciones del “oro negro” desde junio de 2014.

Desde los más de 100 dólares que alcanzaron en junio de 2014, hasta los menos de 50 dólares en enero, los precios del crudo se recuperaron parcialmente en febrero.

Según la OPEP, el abaratamiento del petróleo contribuyó “al consumo en algunas de las economías avanzadas, a eliminar restricciones presupuestarias en algunas economías emergentes y a permitir a los principales bancos centrales mantener estímulos monetarios e incluso adoptar nuevas medidas”.

En esta situación, la organización vaticinó que la economía mundial crecerá en 2015 en un 3.4%, ligeramente más que en 2014, cuando fue de 3.3%.