•   Managua  |
  •  |
  •  |

En el 2014, los resultados de las finanzas públicas mostraron un buen desempeño. Los ingresos tributarios registraron una tasa de crecimiento interanual del 15.7% al pasar de C$42,801.3 hasta C$49,501.1 millones, según el informe de Finanzas Públicas.

Los impuestos que sobresalieron en su evolución fueron el IR, con una recaudación de C$17,658.4 millones, este tributo experimentó un crecimiento interanual del 21.6%. El dinamismo en este impuesto, según el informe del banco emisor, se debió a la aplicación de la Ley de Concertación Tributaria, LCT.

En tanto el IVA doméstico y las importaciones crecieron a una tasa acumulada del 19.1 y 14.1%, respectivamente. “El crecimiento del IVA doméstico está en línea con el crecimiento de la economía, en tanto el desempeño del IVA externo está relacionado con el desempeño de las importaciones petroleras”, señala el informe.

El boletín de Finanzas Públicas enero-diciembre 2014, publicado por el Banco Central de Nicaragua, BCN, destaca que los ingresos totales del Sector Público No Financiero, SPNF, alcanzaron C$76,894.5 millones al cierre de año, lo que representó un crecimiento de 14.2%.

Este flujo de ingresos estuvo determinado principalmente por los ingresos totales del Gobierno Central, los cuales ascendieron a C$50,684.7 millones.

Gastos también crecen

Hasta diciembre del año pasado la erogación total del Gobierno Central ascendió a C$54,684.1 millones, para un incremento del 17.5% con respecto a los gastos del 2013 cuando sumaron C$46,524.4 millones.

“El componente de gastos creció principalmente por las remuneraciones a los empleados que aumentó en 20.4%, este rubro se incrementó por el pago de los ajustes salariales del 9%  contemplados en el Presupuesto General de la República, PGR, para los sectores de salud y educación, 5% para el resto de instituciones y el pago del bono solidario”, destaca el boletín del banco emisor.

Los gastos de bienes y servicios también se incrementaron un 17%, debido principalmente al crecimiento de los gastos de salud, educación y seguridad pública. Estos gastos se utilizaron para la adquisición de medicinas, útiles médicos, alimentos, combustibles y lubricantes.