•   Managua  |
  •  |
  •  |

Invermex es el nombre de una nueva iniciativa que surgió en Nicaragua con el objetivo de ampliar  los negocios y abrir el camino a nuevas oportunidades de inversión con empresarios mexicanos.

La iniciativa, que cuenta con el respaldo de la Cámara Mexicana Nicaragüense, Camexnic, está a cargo del empresario nicaragüense Noel Navarrete, quien ha logrado establecer relaciones con agentes del sector construcción en la ciudad de Monterrey, una de las ciudades mexicanas más importantes.

Aprovechando las afinidades entre ambos países -geográfica y del idioma- lograron establecer relaciones con cinco empresas en ese estado mexicano y con el Instituto de Ingeniería Civil de  la Universidad Autónoma de Nuevo León, con quienes apoyarán a la transferencia de conocimientos.

Las empresas mexicanas pondrán a disposición del mercado nicaragüense una oferta de productos y servicios de alta calidad en la industria de la construcción, una oportunidad que a su vez abriría una ventana a la generación de nuevos empleos, precisó Navarrete, director de la empresa NM Consultores.

Grupo Industrial Acerlum ESC, Ductos Fronterizos de México, Grupo Sapcon, Terraservicios, Vazcar Edificaciones S.A, y DCM S.A., son las empresas mexicanas que participan en la iniciativa.

“Ellos ya establecieron un canal comercial, ya algunos de ellos a través de las firmas locales, están participando en licitaciones para exportación de servicios, y se está empezando a evaluar la viabilidad financiera de empresas de ellos, para empezar a hacer inversiones en el país”, manifestó Navarrete.

Las empresas mexicanas que forman parte de esta alianza cuentan con certificaciones de calidad (ISO 9001, ISO 18001, ISO 14001), un factor común del nivel de competitividad que tienen para competir.
La oferta de servicios concentra un alto grado de especialización en montaje estructural e isaje de estructuras de acero, nivelación de pisos industriales de alta planicidad, tabla estacado de acero para puertos, entre otros.

Conocer megaproyecto

Otro de los intereses de las empresas mexicanas, según Carlos Salinas, presidente de Camexnic, era conocer el proyecto del Gran Canal de Nicaragua, una obra valorada en US$50,000 millones.

“Uno de los intereses que tenían es conocer el proyecto del Canal, pero a su vez traían otras iniciativas de inversiones, investigaciones y comercialización porque la construcción también ofrece servicios y equipos a la industria”, explicó Salinas.

El comercio bilateral entre ambos países alcanzó en 2014 un total de US$1,485 millones, según datos de la Secretaría de Economía del Gobierno mexicano.