Manuel Bejarano
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

El comisionado presidencial para temas de la integración aduanera de Guatemala, Luis Miguel Castillo, afirmó que las economías de Honduras y Guatemala podrían crecer uno o dos puntos porcentuales más en los próximos años, gracias a la Unión Aduanera que culminarán en diciembre de este año ambos países.

Asimismo, agregó que ese mismo crecimiento de la economía lo podrían conseguir los otros países de Centroamérica si consiguieran unirse a ese proceso de Unión Aduanera.

Por ejemplo Nicaragua, que consiguió un crecimiento económico de 4.5% en el 2014, podría llegar a 5.5% o 6.5% en los próximos años, si se concretara la Unión Aduanera con el resto de países de la región.

“Creemos que si logramos integrar a la región en un solo bloque económico (…), las economías podrían conseguir uno o dos puntos porcentuales más. Eso quiere decir que si crecemos 3%, pudiéramos crecer 4% o 5%”, explicó Castillo.

Castillo manifestó que los esfuerzos de Guatemala y Honduras por agilizar el proceso de la Unión Aduanera se rigen bajo los acuerdos a que ya han llegado todos los países de Centroamérica, de modo que podrían abrir el camino para que se dé la anhelada Unión Aduanera de toda la región.

Castillo presentó ayer al sector privado de Nicaragua y al asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, la experiencia de la Unión Aduanera entre esos dos países centroamericanos, en una reunión que sostuvieron en el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

US$1,000 millones

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, afirmó que el sector privado está interesado en conocer cómo se está desarrollando ese proceso de la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras.

Según Aguerri, lo importante es que ya no habrá más pasos fronterizos entre esos dos países, que tienen el 50% de la población de Centroamérica y tienen una relación comercial entre ellos de más de US$1,000 millones (Guatemala exporta aproximadamente US$800 millones a Honduras, y Honduras exporta aproximadamente US$250 millones a Guatemala).

Nicaragua se verá beneficiada con ese acuerdo entre Guatemala y Honduras, porque “desde el mismo momento en que la mercadería nicaragüense entre por Honduras, ya estará prácticamente en Guatemala”, explicó Aguerri. Es decir, la mercadería no tendrá que pasar por una aduana más como en la actualidad.

Aguerri dijo que hay varios aspectos por analizar. Por ejemplo, si la mercancía nicaragüense tendrá que entenderse con las instancias guatemaltecas o las hondureñas, en relación con los aportes fiscales en los puestos fronterizos.

También, dijo Aguerri, el sector privado quería que las autoridades del Gobierno conocieran la figura del comisionado presidencial para temas de integración aduanera, como el caso de Guatemala, que ya nombró a Luis Miguel Castillo.

Toda Centroamérica

Bayardo Arce manifestó que a toda Centroamérica le corresponde echar a andar la Unión Aduanera.

“Se ha venido trabajando en toda Centroamérica. Guatemala y Honduras decidieron buscar cómo acelerar ellos el proceso, y se ha visto como un proyecto piloto atractivo, que nos interesa a todos, y lo hemos conocido (ayer)”, dijo Arce.

Respecto a las expectativas de crecimiento de esos países con la Unión Aduanera, Arce refirió que si se pudiera acelerar el proceso en Centroamérica, todos los países recibirían el “beneficio de crecimiento”.