•   Jalapa, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |

Alrededor de 60 balnearios están disponibles en los 12 municipios de Nueva Segovia, la mayoría en sitios que ofrecen los ríos. Las ciudades de Ocotal y Jalapa ofrecen amplias piscinas, pero prevén una gran oleada de bañistas hacia el río de Mozonte, en el sitio de Los Arados; a las pozas Santa Elisa y Saltarín en el río Coco. Así como en McDouglas, Pinar del Río y El Chorro en Dipilto, y Wiwilí en la ribera del río Coco.

También Nueva Segovia oferta dos balnearios de aguas termales: Aguas calientes en Macuelizo y Don Alfonso en San Fernando, lugares que cuentan con las condiciones para atender a los visitantes.

Ecoturismo
La finca ecoturística Sonzapote, situada en la comarca El Limón, municipio de Jalapa, se ha transformado en un paraíso para veranear en Nueva Segovia.

Agua de montaña

Su propietario, don José Zeledón, dijo que el ambiente que ofrece al turismo segoviano se traduce en “naturaleza pura y en vivo”. Espera la llegada de 1,500 turistas por día esta Semana Santa, que podrán disfrutar su estadía en la finca por C$40 para adultos y C$20 para niños.

“Aquí el ambiente es humilde. No hay grandes estructuras modernas”, resaltó. No obstante, el visitante se embelesará los elementos rústicos y pintorescos que componen la casona, los ranchos, los comederos y las butacas. Todo está en armonía con lo que la naturaleza diseñó en el lugar.

Dos grandes lagunas y dos piscinas son llenadas constantemente por el paso del río El Limón, que se escurre desde los bosques del cerro Nubarrones, en la cordillera Dipilto-Jalapa. Luego que los veraneantes disfrutan sus aguas, estas se escurren por un cañón natural. El ruido de la corriente se mezcla con el silbar infinito de las chicharras.  

Un tobogán tentará a jóvenes y adultos para una zambullida veloz en la laguna más grande de 40 por 30 metros.  

La finca cuenta con dos senderos para entregarse a la naturaleza verde: uno que bordea el cañón hasta llegar a la corriente del río, y el otro más extenso para recorrer un bosque de pinares y cafetales.

El lugar es apto para todas las edades y para visitarlo en familia, sin olvidar a los parientes de la tercera edad.

Servicios básicos

Zeledón dijo que para fomentar la tranquilidad de los visitantes, en el lugar no se expender licor ni cervezas, solamente refrescos naturales y comida. Agregó que se permite que los visitantes lleven sus alimentos y refrescos, pero reiteró que allí también los ofrece su negocio.

El centro turístico tiene servicios higiénicos de calidad para ambos sexos, así como vestidores. En el lugar resalta un receptor de desechos suministrado por el Instituto Nicaragüense de Turismo para que los bañistas depositen la basura de manera clasificada.

Asimismo, hay área de parqueo y seguridad donde no falta la presencia policial. En el local, también se percibe la señal de las empresas telefónicas.

Para llegar a Sonzapote se toma la carretera Ocotal-Jalapa, en el km 277, conocido como Puntalitos, y de allí se recorre 5 kilómetros al norte.