•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Bolivia espera mantener un crecimiento económico potencial del 5%, uno de los más sólidos de América Latina, y se sitúa como el mejor preparado de la región para enfrentar una crisis económica global, dijo su ministro de Economía, Luis Arce.

“Nuestro modelo es diferente. En la economía del mercado, quien impulsa y redistribuye los recursos es el mercado (...) Nosotros le quitamos al mercado la capacidad de decidir las cosas y es hoy el Estado quien determina en la economía”, aseguró Arce, que acompaña al presidente indígena izquierdista Evo Morales desde el inicio de su gobierno en el 2006.

El ministro, licenciado en economía en la Universidad Mayor de San Andrés de Bolivia y con un máster en ciencias económicas de la universidad de Warwick en Inglaterra, es uno de los forjadores del modelo económico que se aplica en su país, que contradice a la economía neoliberal.

Bolivia consiguió una exitosa colocación de deuda en el mercado internacional en 2013 por US$500 millones con una demanda que superó los US$4,000 millones, y tiene autorización para colocar US$1,000 millones en 2015, lo que se hará “si es que se dan las condiciones” en la economía internacional.

¿Solo es el gas?
Bolivia anotó una expansión económica de 5.5% en 2014, mucho mejor que sus vecinos, y espera crecer 5% en 2015, impulsado en gran parte por sus exportaciones de gas que vende a Brasil y Argentina. “Ya no vamos a bajar del 5%”, aseveró Arce.

La incógnita de los analistas es qué va a pasar ahora con la caída de los precios mundiales de materias primas.

“Cuando uno ve la estructura de la exportación, un tercio evidentemente es gas, otro tercio es minerales y el otro agroexportación.

Allí dicen, el 70% de las exportaciones bolivianas sigue siendo materias primas y por lo tanto, con la caída de precios, esta economía se muere. Pero no”, sentenció el ministro.

“Si miramos la producción, los hidrocarburos en el PIB tienen un peso del 9% en Bolivia. El peso más importante en el PIB lo tiene la manufactura con un 17%, luego la producción agropecuaria con 12%. Ellos pensaron que solo exportar iba a generar riqueza, y todo en manos transnacionales, no quedaba nada para el país”, explicó.

“Estamos tranquilos, la caída de los precios afecta los ingresos a todos. Pero Bolivia ya está preparada contra eso. Somos el país mejor preparado de la región para enfrentar la crisis”, dijo Arce, desde su escritorio en el piso 19 del edificio que alberga a los ministerios en La Paz, con una amplia vista de la ciudad.

Arce recordó además que en plena crisis global, Bolivia consiguió un crecimiento económico del 3.4% en 2009, el mayor de la región.