•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Gobierno de Brasil anunció que formará parte del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (AIIB, por sus siglas en inglés) al que fue invitado por el gobierno chino y del que será uno de sus miembros fundadores.

“La presidenta Dilma Rousseff anunció (...) que Brasil tiene todo el interés en participar en esta iniciativa, que tiene como objetivo garantizar la financiación para proyectos de infraestructura en la región de Asia”, afirma el comunicado difundido por la Presidencia.

El breve escrito no especifica, sin embargo, cuánto invertirá Brasil en este nuevo banco donde no participa Estados Unidos.
El AIIB posee un capital inicial de US$50,000 millones y cuenta ya con la participación de unos 30 países, entre los que destacan Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia.

Bendición del FMI
La iniciativa del gobierno chino recibió esta misma semana, además, la bendición de la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

El Banco Asiático de Inversiones, que debe entrar formalmente en funciones antes de fin de año, ha generado recelo en Japón y Estados Unidos, que controla el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo, con sede en Manila.

China es desde 2009 el principal socio comercial de Brasil, mientras que el país más grande de Sudamérica es el cuarto destino de las inversiones chinas, que acumularon un total de US$78,000 millones entre 2007-2013, según la Cámara Brasil-China.