•  |
  •  |

La planta de alimentos balanceados para animales,   ubicada en Rancho Rojo, Camoapa, es considerada un proyecto estratégico para la suplementación del ganado lechero con concentrado, cuyo objetivo es aumentar la productividad por vaca.

Actualmente el promedio de producción en el municipio de Camoapa es de unos 5 litros por vaca y la producción diaria de leche asciende a unos 200,000 litros, incluyendo el acopio que realizan las Cooperativas San Francisco de Asís y Masiguito, esta última ejecutora de la planta de concentrados. Masigüito exporta queso a El Salvador y Estados Unidos.

La recién inaugurada planta elabora cinco tipos de concentrados: con un 10%, 14, 16, 18 y 22% de proteína para terneros en desarrollo, novillos de engorde y caballos, con una proyección de producción mensual de unos 10 mil quintales de concentrado que serán comercializados entre los productores del sector lácteo, agrícola y porcino a nivel local y regional.

Inversión millonaria
El Proyecto Fomento a la Producción Lechera del departamento de Boaco, mediante la producción agroindustrial de alimentos balanceados, es parte de una alianza estratégica entre el Gobierno a través del Ministerio de Economía Familiar, Proyecto de Apoyo para la Inserción de Pequeños Productores en Cadenas de Valor y Acceso a Mercados (Procaval) con un aporte del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y los productores de la cooperativa Masiguito que destinaron cerca de C$8 millones vía crédito y en efectivo correspondiente al 45.28% del costo del proyecto.

Mientras, el Mefcca y Procaval aportaron C$9.5 millones equivalentes al 54.72% del monto total que es de C$17.4 millones en la construcción y equipamiento, de los cuales se han invertido C$14.03 millones en una primera fase.

“Esta obra es de todos los productores de Boaco y toda la región central. El que quiera puede adquirir este producto  que por ser de la Cooperativa es sin fines de lucro y va ser más barato que la competencia”, expresó el presidente de la cooperativa Masiguito, ingeniero Francisco Aragón Marín durante la inauguración de la planta procesadora de alimentos balanceados.

El productor y directivo agradeció el apoyo del Gobierno “que a través del Ministerio de Economía Familiar acogió esta idea y la hizo propia en coordinación con nosotros los productores de la cooperativa”.

Añadió Aragón Marín, que “durante todos estos años, hemos venido mejorando las fincas con pasto mejorado, pasto de corte y se ha mejorado la genética con ganado de leche, pero nos hacía falta dar granos para suplementar a los animales y aumentar la productividad por vaca”.