•  |
  •  |

Las bolsas de plástico que no le sirven a otras personas y casi siempre van a dar a las playas y otros centros de recreación del circuito turístico Tezoatega, en Chinandega, se convirtieron en una alternativa económica de un grupo de 30 mujeres que se dedican a recoger ese material y convertirlo en coloridos y resistentes bolsos para damas y billeteras para varones.

El proyecto se llama “Iniciativa tejiendo por la naturaleza”.

“Somos 30 mujeres tejedoras. Con esta iniciativa pretendemos limpiar nuestras playas y proteger la tortuga carey. Recogemos las bolsas y las convertimos en hilos, y luego hacemos los bolsos”, contó María Lidia Pérez, una de las mujeres.

“El proyecto está apoyando a las muchachas con esa iniciativa que contribuye a la conservación del medio ambiente y a mejorar su economía, para que se fortalezcan y esa labor se convierta en una alternativa económica para ellas”, explicó Iván Ramírez, coordinador del circuito turístico Tezoatega.

El circuito turístico Tezoatega está ubicado en las reservas naturales Estero Padre Ramos y Volcán Cosigüina (Chinandega).
Ramírez subrayó que esas mujeres están liberando de contaminantes las playas de Venecia y Padre Ramos, que son los puntos más importantes de toda Centroamérica para anidación de tortugas carey.

RECURSOS
Las mujeres confesaron que antes de que iniciara el proyecto no sabían que se le podía sacar provecho a las bolsas. Muchas de ellas no tenían otra ocupación.

Ahora las mujeres tejedoras, como se llaman a sí mismas, realizan bolsos de damas con un costo desde C$50 hasta C$500, en dependencia del tamaño y la complejidad del mismo.

El coordinador del circuito turístico Tezoatega enfatizó en que cada bolso es único y que los compradores aportan a la economía y desarrollo de las mujeres tejedoras y a la conservación del medio ambiente.

Pérez señaló que hay bolsos de 48 centímetros de alto por 32 de largo, que se llevan más de 400 bolsas plásticas. Ese es el bolso que cuesta C$500.

La iniciativa se lleva a cabo gracias al apoyo de las organizaciones Fauna y Flora Internacional, Amigos de la Tierra y Fundación Líder (Chinandega). Esas organizaciones las han apoyado con la capacitación, equipos de trabajo, elaboración de catálogos para la comercialización de los productos y el fortalecimiento del negocio.

Los productos son comercializados en ferias locales y también por medio de Fauna y Flora Internacional, en Managua. Esta organización tiene el número telefónico: 2270-0795.

MEJORAS
Con la intención de mantenerse en el mercado, las mujeres tejedoras pretenden mejorar sus técnicas y elaborar otros diseños, que les demandan sus clientes.

“La idea es que este grupo de mujeres pueda diversificar sus productos y generar más ingresos económicos”, manifestó German Quezada, de Amigos de la Tierra.

Quezada no descartó que esa iniciativa, que aporta al empoderamiento económico de las mujeres, se pueda replicar en otras zonas del país.

Aclaró que si bien la bolsa de plástico es la materia prima de esa iniciativa, no se quiere llevar el mensaje de que ahora las personas pueden botar más de ese material en las playas. Todo lo contrario, hizo un llamado para depositar la basura en su lugar y separar los desechos orgánicos de los inorgánicos.