• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, inició una visita de dos días a Brasil en la que será recibido por el mandatario brasileño Luis Inacio Lula da Silva, para una estancia marcada por la firma de importantes contratos de armamento, muestra concreta del acercamiento entre Europa y el gigante sudamericano.

Sarkozy llegó al comienzo de la mañana a Rio de Janeiro, acompañado de su esposa Carla Bruni junto a una comitiva oficial de cinco ministros: de Relaciones Exteriores, Defensa, Educación, Asuntos Europeos y Comercio Exterior.

El mandatario francés llega a Brasil también en calidad de presidente de la Unión Europea, para una visita de dos días durante la cual tendrá lugar una cumbre Europa-Brasil, la segunda de este tipo luego de la de Lisboa en 2007.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, participará de la reunión entre Lula y Sarkozy, que estará enfocada sobre todo en la crisis financiera mundial y el cambio climático.

"¿Quién puede imaginarse hoy resolver los problemas del mundo sin Brasil?", se preguntó Sarkozy en una entrevista con el diario Folha de Sao Paulo.

Siguiendo con los acuerdos alcanzados en Lisboa, los tres dirigentes podrían adoptar en Brasil un ambicioso plan de acción, que daría nuevos bríos a Brasil en sus reclamos para tener mayor peso en las decisiones de gobierno de las finanzas mundiales.

Brasil y su solicitud en la ONU
Francia es uno de los países que apoyan el pedido brasileño de tener un lugar permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Se prevé que Lula pida para su país mayor acceso del etanol brasileño al mercado europeo, así como una flexibilización en las normas europeas de inmigración, cuyo endurecimiento fue fuertemente criticado en América Latina.

Sarkozy y Barroso participarán antes del encuentro con Lula en un foro de negocios franco-brasileño, con dirigentes de grandes empresas francesas que buscan ampliar su presencia en el mayor mercado latinoamericano.

Brasil, la economía más grande de América Latina, crecerá 2,1% en 2009, tras avanzar 5,9% en 2008, de acuerdo con datos de las Naciones Unidas.

Por la noche de hoy, Sarkozy y Lula planean asistir a un concierto de Charles Aznavour y Gilberto Gil para lanzar el año de Francia en Brasil, que se celebrará con varias manifestaciones culturales entre abril y noviembre de 2009.

Firmarán acuerdos
El martes, ambos mandatarios firmarán un convenio de "Asociación estratégica", con una primera operación comercial de venta de 50 helicópteros de transporte y cuatro submarinos convencionales franceses a Brasil.

Brasil planea asimismo construir un submarino de propulsión nuclear para el año 2020, en base a modelos franceses. El país sudamericano construirá el motor de propulsión nuclear.

Al término de su visita oficial, Sarkozy tiene previsto permanecer en Brasil hasta el 29 de diciembre para pasar las fiestas de Navidad con la familia brasileña de su esposa, cuyo padre biológico reside hace años en Brasil.