Manuel Bejarano
  •  |
  •  |

Ampliar el área de siembra de café robusta en Nicaragua podría ser un tema de discusión en la próxima reunión de la Comisión Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Conatradec).

Miembros de esa comisión, conformada para llevar a la realidad el Plan Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura de Nicaragua, presentaron la propuesta de sembrar la variedad de café robusta en algunas zonas del país donde no hay condiciones para la siembra de café arábigo.

Delimitación
En Nicaragua existe una delimitación para la siembra de café robusta y es prohibida la siembra del mismo fuera de esa demarcación.

Según el acuerdo ministerial 012-2013, publicado en La Gaceta el 19 de septiembre de 2013, solo en algunas áreas en El Coral y El Almendro, en la Región Autónoma del Caribe Sur (RACS) y de la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), es permitida la siembra y comercialización de la variedad robusta.

El acuerdo también prohibió sembrar y comercializar café robusta en las áreas protegidas, como Bosawás, Cola Blanca, cerro Bolivia, cerro Banacruz, Wawashang y río Indio Maíz, entre otras, y en la RACN también se excluyó a Waslala.

La decisión de ampliar el área de siembra de café robusta no será tomada por la Conatradec, pero esta podría elevar la moción al Gobierno.

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y miembro de la Conatradec, afirmó que sí se presentó esa moción, pero prefirió no hablar del tema hasta que se lleve a discusión, posiblemente el próximo viernes.

Ventajas
A pesar de que ha habido controversia en el país por la siembra de este grano, productores, que se dedican a él en el área delimitada por el Gobierno, hablan de sus ventajas.

La variedad de café robusta es resistente a la roya, plaga que ha afectado significativamente a los cafés arábigos de Centroamérica.

Edwin Matamoros, presidente de la Cooperativa Agropecuaria de Productores de Café Robusta de Nueva Guinea, agregó que la variedad de café robusta también tiene un alto rendimiento y bajos costos de producción, en comparación con el café arábigo.

Actualmente, en Nicaragua se producen en promedio 60 quintales por manzana y los costos de producción andan por debajo de los US$50 por quintal.

Entre tanto, el precio en la Bolsa de Londres oscila entre los US$80 y US$82.

Según el productor, el gobierno de Nicaragua apoyará un plan de siembra de café robusta en 1,500 manzanas de tierras dentro del área delimitada.

“Este café (robusta) se paga más barato, pero al final se produce más”, sostuvo Matamoros.