•  |
  •  |

La cartera de créditos de las microfinancieras de Nicaragua tuvo un crecimiento de 12.8% en el 2014, respecto al 2013.
Si bien, fue un crecimiento menor al 19.7% que obtuvo la cartera de créditos de ese sector en el 2013 (en relación con el 2012), es para la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas (Asomif) una señal de que las microfinanzas siguen su carrera ascendente después de ser afectadas en el pasado por diferentes circunstancias, entre ellas la aparición del movimiento conocido como “No pago”.

Según Asomif, que reúne a 21 microfinancieras en el país, hoy día ese sector cuenta con 251,276 clientes y con una cartera de créditos de US$208.5 millones.

En el 2013, el monto en créditos llegaba a US$184.8 millones y en 2012 a US$154.3 millones.

Para Alfredo Alaniz, director ejecutivo de Asomif, las microfinancieras aún están lejos de los montos en créditos del 2008 (solo entre los socios de Asomif superaban los US$246 millones), pero el mercado muestra signos de recuperación.

“Hay una recuperación principalmente en la actividad comercial”, afirmó Alaniz.

Además, Alaniz destacó la confianza en el sector que están depositando algunos acreedores internacionales (instituciones que prestan recursos a las microfinancieras).

Solo el año pasado ingresaron al país más de US$20 millones en recursos, provenientes de los acreedores.
Para el 2015, de acuerdo con Alaniz, el sector espera un crecimiento del 18%, para alcanzar una cartera crediticia de US$235 millones.

Sector agropecuario
La tarea pendiente del sector de microfinanzas está en volver a financiar al sector agrícola y ganadero del país.

Solo el 14.4% de la cartera de créditos de las microfinancieras van al sector de silvicultura y agricultura y solo el 12.9% al sector pecuario.

El sector agropecuario, según Alfredo Alaniz, acaparaba el 53% de la cartera de créditos de las microfinancieras antes del movimiento de los “No pago”.

Hoy día, las microfinancieras tienen unos 110,000 clientes menos del sector agropecuario.

“La falta de atención al sector agropecuario se debe, primero, a que se redujeron los fondos (por parte de los acreedores) y todavía no han regresado a los niveles del 2008 y, segundo, la crisis afectó a algunas de nuestras afiliadas, las que tuvieron pérdidas importantes que hubo que sanear, y están intentando recuperarse orientando los fondos hacia sectores más rentables como el comercio y servicios”, manifestó el director ejecutivo de Asomif.

Apostarán por Banco Produzcamos
Miembros de Asomif están “muy interesados” en participar en la transformación del Banco Produzcamos en una entidad público-privada.

“Creemos que sería un modelo de democratización del capital… Creemos que por ahí se podría abrir una oportunidad para obtener mayores recursos para los sectores de menores ingresos, que son los que atendemos”, concluyó Alaniz.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus