Marlon Pérez
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

Para los que están en el mundo de las tecnologías de centros de datos y administración de los mismos, saben que desde hace varios años tenemos el reto de adquirir la mejor tecnología con cada vez menos presupuesto.

La disminución del presupuesto nos vino a causar muchas molestias porque lo que hacíamos en aquellos tiempos cuando nos decían que los sistemas daban muchos problemas o no se adecuaban con los lineamientos de la empresa, era comprar el último modelo del servidor actual, el más caro, el almacenamiento más caro y los software que eran más costosos, lo que nos ponía a los gerentes informáticos como una bolsa sin fondo ante los financieros, pues gastábamos sumas exorbitantes de dólares y la empresa no obtenía un beneficio directo de ese gasto ni en su productividad ni en su operatividad.

Pero con el paso de los años nos hemos venido dando cuenta que comprar lo último, lo más caro o lo que estamos acostumbrados a comprar no es la solución y ante la falta de presupuesto, debemos buscar otras alternativas o formas de hacer las cosas.

Hoy por hoy muchos seguimos con los retos de menor presupuesto, al mismo tiempo ser ágil y adaptable a las necesidades de las empresas y las demandas de nuestros clientes; estamos clarísimos que la nube y sus servicios nos pueden dar esa solución, pero no todas las empresas están listas para dar el paso a la nube, entonces qué podemos hacer ante este dilema.

Empecemos eliminando la zona de confort donde nos hemos movido por años, ya la experiencia nos dice que eso no funciona, además dejemos de comprar los últimos modelos y los más caros, pues tampoco nos ha funcionado, dejemos de adquirir la tecnología que por años hemos comprado, ni las mismas marcas, ya que estamos muy bien enterados de que eso no nos ayudará mucho.

El primer criterio y el más fundamental de todos es adquirir tecnologías convergentes; entiéndase por convergente en dos aspectos el físico y el lógico.

La convergencia física se refiere a utilizar un mismo cableado en el centro de datos y hacer pasar por ese cable varios tipos de tráfico como son tráficos de datos de usuarios, tráfico de almacenamiento, tráfico de redes y administración; la convergencia física nos obliga a tener consolas de administración unificadas; ambas cosas nos dan los beneficios de reducir el gasto de electricidad y refrigeración, además no se necesita tanto personal para la administración y tener todo en una misma pantalla, ofrece la posibilidad de correlacionar variables para estudios de comportamiento de todos los sistemas.

La convergencia lógica al igual es sumamente importante desde los niveles más bajos, como es la capa física hasta el nivel más alto, como son las aplicaciones de los usuarios. Esto quiere decir que la tecnología adquirida deberá comunicarse entre sí y entenderse el software con el hardware, esto permite responder rápido a los problemas.