• |
  • |

Faltan aproximadamente dos meses para que los productores de maní comiencen las siembras.

Según los productores de ese rubro, los factores que decidirán cuántas manzanas de maní se sembrarán en el país son tres: el precio, la demanda de las plantas industriales y el clima.

El productor leonés Carlos Abaunza manifestó que las plantas de procesamiento de maní se están reuniendo con los productores para transmitirle las expectativas de precio del producto.

Una de las plantas ubicada en León, les informó que en el peor de los casos el precio del maní podría descender US$2 por quintal, lo que quiere decir que el precio “en el peor de los casos” podría andar por los US$22 por quintal.

“Eso no está tan mal, porque además están hablando del peor de los casos. Pueden darse circunstancias en el camino de que a lo mejor tengamos los mismos precios”, analizó Abaunza.

Ayer jueves, los productores de maní se reunieron con otra planta procesadora de maní, informó vía correo electrónico Abaunza, la que les comunicó que el precio oscilaría entre US$19.5 y US$21.68 por quintal.

Danilo Cortez, secretario ejecutivo de la Asociación de Agricultores de León (ADAL), aseguró que en el caso del maní, este año se podrían sembrar las mismas 65,000 manzanas de tierras de los últimos años, pero igual que Abaunza subrayó que “si las plantas dicen que no van a agarrar más maní, disminuirán las siembras”.

“Las plantas te dan un norte sobre eso, que es tan importante en el caso del maní, porque forzosamente hay que venderlo a una planta”, sostuvo Abaunza.

Clima
El otro parámetro a considerar, según los productores, es el clima.

Muchos productores han afirmado que el año pasado redujeron sus áreas de siembra de maní y se dedicaron a otros productos, como el sorgo, por la sequía.

Lo cierto es que para este año, la situación del clima es de nuevo incierta, dada la posibilidad de que se instale el fenómeno climático conocido como El Niño.

“La otra consideración es el clima. Cada quien tira su dado, porque conoce su zona. Yo estoy listo a sembrar todo el maní que pueda dentro de mis áreas, pero de aquí a la fecha de siembra (en julio) puedo, en función de precios o clima, pasarme más a sorgo, que lo puedo sembrar más tarde (en agosto)”, explicó Carlos Abaunza.

Agrícola Santa Luisa,una de las empresas con más tradición en el rubro del maní, no pretende reducir sus áreas de siembra.

Pablo Zacarías, gerente de Operaciones de esa empresa, dijo que a pesar de que “hay que tener sus reservas”, han trabajado en los últimos años en selección de tierras más aptas para el maní, zonas con mejores precipitaciones y buenas prácticas agrícolas, lo que les da mayor confianza para enfrentar el desafío de sembrar las mismas áreas de tierra.

Se dedicarán al sorgo
Dudley Sarria, productor de maní de León, es uno de los que ya decidió sembrar más sorgo este año. Un 25% de sus tierras dedicadas al maní, este año las dedicará al sorgo, afirmó.

José María Romero es otro productor que sembrará menos maní este año, “por las expectativas del clima”. De 500 manzanas que sembraba tradicionalmente, 300 las dedicará al maní y el resto a arroz y otros cultivos, aseguró Romero.

El productor, de Chichigalpa, Chinandega, expresó que en el 2013 obtuvo rendimientos por el orden de los 65 quintales por manzana, pero en el 2014, debido a la sequía se redujeron hasta 57 quintales por manzana.

El maní es uno de los principales productos de exportación de Nicaragua. Superado por la carne, el café, el oro y el azúcar, en el 2014 se ubicó en quinto lugar de los principales rubros de exportación, con ganancias que superaron los US$116 millones.

45.4 QUINTALES de maní es lo mínimo que necesita un productor para recuperar su inversión, con un precio de 22 dólares por quintal.

1,000 DÓLARES es aproximadamente el costo de producción de una manzana de maní.