Ludwin Loáisiga López
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El puesto fronterizo Las Tablillas, que busca dinamizar el comercio y el flujo de personas entre Nicaragua y Costa Rica, quedó ayer en pleno funcionamiento, informaron autoridades de ambos países.

“El nuevo puesto fronterizo San Pancho - Las Tablillas en Los Chiles ya está funcionando con normalidad. Hoy (ayer) abrió desde las 6:00 a.m.”, publicó en su cuenta de Twitter José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

El nuevo puesto fronterizo San Pancho - Las Tablillas en Los Chiles ya está funcionando con normalidad”: José Adán Aguerri, presidente del Cosep.

Por su parte, el alcalde del municipio nicaragüense de San Carlos, Johnny Gutiérrez Novoa, declaró a medios oficialistas que la obra “dinamizará” la economía.
“Recordemos que prácticamente toda la parte de la quinta región y del centro país (Nicaragua) estarán disminuyendo sus costos de operación, porque estarían ahorrando en términos de tiempo y en términos de distancia parte de esos recursos de operaciones”, dijo Gutiérrez Novoa.

Mercadería

De acuerdo con Aguerri, el puesto fronterizo “será de gran beneficio para el comercio nicaragüense y para la mercadería que entra y sale por Puerto Limón para y de Nicaragua”.

Las Tablillas, localizado en Los Chiles, provincia de Alajuela, Costa Rica, complementará al puente Santa Fe de Nicaragua, inaugurado en agosto pasado con una inversión de US$30 millones donados por Japón.

También en su cuenta de Twitter, la directora de la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica, Kathya Rodríguez, dijo que el paso fronterizo “funciona con normalidad. Personas, ciclistas y vehículos han cruzado”.

El puesto

Un informe del Instituto Costarricense de Electricidad, publicado este año, precisaba que el puesto fronterizo de Las Tablillas tiene un área de 7,300 metros cuadrados, incluidos 3,000 metros cuadrados para oficinas y 4,300 metros cuadrados para parqueo en lastre, así como un camino de acceso de 1 kilómetro de longitud.

El sábado este puesto fronterizo abrió a medias, luego que autoridades de Costa Rica dijeran que en el sector de Nicaragua no se habilitó el funcionamiento.
Ayer, sin embargo, la obra quedó trabajando con normalidad, según representantes nicaragüenses y constarricenses.