•  |
  •  |

Alrededor de 3,500 viviendas entre nuevas y mejoradas entregó el Gobierno en los cuatro primeros meses del año, afirmó Judith Silva, presidenta del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural
(Invur).

Silva dijo ayer que la meta del Gobierno para este año es entregar 9,000 soluciones habitacionales, entre viviendas nuevas y mejoramientos de casas ya construidas.

Además, aseguró que el sector privado tiene una meta de colocación de entre 4,500 y 5,000 viviendas, según la presidenta del Invur.
Silva aseguró que las viviendas entregadas se localizan en diferentes partes del país.

Aporte al déficit
La presidenta del Invur asistió ayer a la inauguración de la quinta etapa del proyecto de vivienda San Andrés.

Silva destacó que ese proyecto es una muestra de cómo el trabajo conjunto entre el sector privado y el Gobierno puede contribuir poco a poco a reducir el déficit de vivienda del país.

Se estima que el déficit ronda las 957,000 soluciones habitacionales. Asimismo que la demanda de viviendas crece en 20,000 viviendas anualmente.

“Lo más importante es que vamos creando condiciones para familias que no tienen muchas posibilidades, y hay otras familias que dicen yo quiero un crédito hipotecario y aquí está otra posibilidad (en el proyecto San Andrés) que le abrimos a las y los nicaragüenses”, opinó Silva.

En Nicaragua se estableció un subsidio del 2.5% aplicable a la tasa de interés de los préstamos hipotecarios, con el objetivo de empujar la construcción de viviendas de interés social por parte del sector privado.

Así que de 9.5%, la tasa de interés de los bancos bajó a 7% (siempre y cuando el préstamo hipotecario no sobrepase los US$32,000), lo que se ve reflejado en la cuota mensual y el costo total de las casas.

Silva aseguró que este año ya se han entregado más de 500 subsidios para viviendas de interés social. Asimismo refirió que el sector privado ha vendido más de 1,200 viviendas.

El proyecto
La quinta etapa del proyecto de viviendas San Andrés contiene 433 viviendas, con precios que oscilan entre US$25,320 y US$32,960.

Mientras tanto, toda la urbanización tendrá 1,319 casas.

Según Ricardo Meléndez, representante del proyecto San Andrés, en la quinta etapa se invertirán US$1.3 millones.

Esos recursos, según Meléndez, permitirán la construcción de las casas de esa etapa de forma más ágil. Aseguró que se podrá construir una casa diaria y esperan concluir esa quinta etapa en aproximadamente 14 meses.