•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El petróleo intermedio de Texas (WTI) para entrega en junio subió ayer un 0.88% y cerró en US$60.93 el barril, el segundo máximo anual consecutivo, tras conocerse una reducción en las reservas de petróleo.

Al final de la sesión de operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI subieron US$53 centavos respecto al cierre de la sesión anterior.

El alza de ayer se produjo después de que el Departamento de Energía de Estados Unidos anunciara que las reservas de crudo bajaron en 3.9 millones de barriles la semana pasada, hasta los 487 millones de barriles.

Los inventarios
El descenso anunciado ayer en las reservas es el primero en cuatro meses. Sin embargo, el nivel en el que se mantienen los inventarios es el más alto para esta época en al menos ocho décadas.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en junio bajaron 0.3 centavos y quedaron en US$2.04 el galón, mientras que los de gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes ganaron 0.2 centavos hasta US$2.02 por galón.

Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en junio, el nuevo mes de referencia, descendieron 0.4 centavos y terminaron con US$2.78 por cada mil pies cúbicos.