•  |
  •  |
  • END

La crisis financiera afectará muy poco a la ganadería, puesto que los ganaderos han estado trabajando con muy poco acceso a créditos del sistema financiero privado, y los niveles productivos --tanto en leche como en carne-- no van a bajar, porque seguirán trabajando con esfuerzo propio, en su mayor parte, considera el dirigente del sector, Wilmer Fernández.

Consultado por EL NUEVO DIARIO, Fernández agrega que ya los ganaderos con sus escasos recursos han estado trabajando en la mejora genética del ganado y en la alimentación de los animales, para que la ganadería sea rentable, pese a los altos costos de esta actividad, especialmente en el tema de los insumos.

Aseguró que los costos son muy altos debido al valor de los insumos, de la escasez de crédito, además de los problemas de infraestructura física, como falta de electrificación, de redes de frío y de problemas con los malos caminos, lo que no promueve mucho el desarrollo ganadero.

La infraestructura es sumamente necesaria para elevar la productividad de la ganadería, señala el productor y dirigente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo, y la falta de ello pone en peligro los niveles de productividad, que se requiere elevar para poder exportar más y con mejor calidad.

Por otra parte, uno de los problemas más importantes de la ganadería para Fernández es la imposición de barreras comerciales que pone El Salvador a la entrada de productos lácteos de Nicaragua, lo que se convierte en una barrera no arancelaria y viola el reglamento de comercio de integración centroamericana.


Barreras no arancelarias
El productor dice que el problema de las barreras impuestas por El Salvador es una situación de nunca acabar, y que, efectivamente, están ahora alrededor de 18 contenedores parados en la frontera de El Amatillo, dado que otra vez sostienen que el producto no llena sus estándares de calidad, pero sí los de Nicaragua, y de acuerdo con los tratado de integración las autoridades salvadoreñas deben reconocer los controles nicaragüenses.

Fernández señala que rechazan el producto sin tener razón, dado que han pasado los exámenes de laboratorio que les hace el Ministerio Agropecuario y Forestal. Entre tanto, expresó que tal vez las cosas cambien ahora que Nicaragua tiene la presidencia del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), y que el ministro Agropecuario y Forestal, Ariel Bucardo, se desempeñe en la presidencia pro témpore del Consejo Agropecuario de Ministros de Integración.

Por otra parte, dijo tener esperanzas en que las cosas mejoren en vez de deteriorarse, debido a que podría dejar de bajar el precio de la carne en Estados Unidos, tomando en cuenta que Uruguay está trasladando nuevamente su producción hacia Rusia, tras haber invadido con su carne el mercado norteamericano.

Otro problema con el mercado estadounidense fue que se detectó contaminación en un embarque del matadero San Martín, pero, por otro lado, destacó que está la expectativa de que se abra el mercado ruso para Nicaragua, así como está abierto el venezolano, y agregó que se está en negociaciones con Panamá.