•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua está mejor preparado que El Salvador y Honduras  para enfrentar un régimen de lluvias con parámetros por debajo de lo normal a normal, que podrían afectar a la agricultura de subsistencia en las áreas del corredor seco en cada uno de los países de la región.

“En el sector ganadero lo que hicimos desde el año pasado fue un levantamiento de las áreas de comida, para saber dónde se podría trasladar el ganado a la hora de falta de lluvias, y muchos productores ya tienen pasto en sus fincas, y en la parte agrícola algunos han instalado sistemas de riego”, expresó Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Esta mejoría en la preparación de Nicaragua se refleja en la actualización del monitoreo remoto al mes de abril para los tres países que realiza el organismo Sistema de Red de Alerta Temprana del Hambre (FEWS NET), por sus siglas en inglés, auspiciado por la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID).

En su informe este organismo señala que la probabilidad de continuación de condiciones del fenómeno climático conocido como “El Niño” --asociado a sequías en Centroamérica-- para el periodo de mayo a julio, es del 80 por ciento, según datos proporcionados por el International Research Institute (IRI), de los EE.UU.

“Los pronósticos de lluvia podrían implicar pérdidas en las siembras de primera en la agricultura de subsistencia (mayo - julio), principalmente en las zonas de recurrencia de sequías del corredor seco, cuyos medios de vida de las familias que allí habitan son los más frágiles en toda la región”, explica el organismo FEWS NET.

No obstante, el presidente de Upanic indica que la ventaja de Nicaragua es que posee más disponibilidad de fuentes de agua que El Salvador y que Honduras.

NICARAGUA ALERTA
Por su parte, la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG) estima para el presente ciclo agrícola 2015-2016, un crecimiento de la producción de granos básicos y ganadería no menor del 10 por ciento, en comparación con el año anterior, lo que ayudará a fortalecer la seguridad alimentaria nacional y proveerá excedente para la exportación.

“Este crecimiento es debido a las mejoras en las capacidades de los campesinos para afrontar las irregularidades de lluvia, así como parte del apoyo que reciban los productores del Sistema Financiero Nacional, al brindar créditos a los micros, pequeños y medianos agricultores”, refleja el informe.

Para la producción de frijol en la presente temporada, la UNAG estima contar con 20 mil quintales de la semilla de frijol INTA-Sequía, la cual está a disposición de los productores para ser utilizada en el subciclo de primera.

Se espera que esta nueva variedad resista los posibles efectos del déficit de lluvia que se genera por el fenómeno de “El Niño”, que según los pronósticos afectará nuevamente a la región.

Para las siembras de postrera y apante están en la capacidad de producir el triple del volumen estimado para la primera.
Según las consideraciones especiales por país, de la Perspectiva Climática para América Central, Mayo–Julio 2015, del XLV Foro del Clima de América Central, existen probabilidades que para las regiones del Pacífico, Norte, y Central, el período lluvioso se regularice después del 20 de mayo; esperando condiciones de acumulados de lluvia bajo lo normal en la zona occidental del Pacífico, la parte suroeste del lago de Nicaragua, la región Norte y la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur.

EL PEOR ESCENARIO
Dentro de la perspectiva regional proyectada a septiembre de 2015, por el Sistema de Red de Alerta Temprana del Hambre (FEWS NET), durante el período de abril a septiembre, Nicaragua se encontrará en fase de estrés en los hogares más pobres de agricultores de subsistencia: jornaleros y pequeños caficultores ubicados en el norte y noroccidente del país, como consecuencia de las pérdidas significativas en las siembras de primera del 2014, los precios altos de los granos a nivel nacional, y limitadas oportunidades de empleo principalmente en la caficultura y la ganadería.

3 MIL NIÑOS sufrieron de desnutrición en el corredor seco el año pasado, donde muchas cosechas se perdieron.

20 DE MAYO es la fecha prevista para que inicie oficialmente la época lluviosa en Nicaragua.

108 MUNICIPIOS padecieron sequía en el 2014, afectando la producción de granos básicos y ganadería.