•   San Juan  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresidente chileno Sebastián Piñera (2010-2014) pidió ayer esfuerzos y realizar los cambios necesarios para que Latinoamérica no se quede fuera de la revolución digital y de las nuevas tecnologías que experimenta el mundo.

Piñera, invitado al foro Puerto Rico Investment Summit organizado por el gobierno puertorriqueño para tratar de atraer capital extranjero, destacó durante su discurso, que la región sufre las consecuencias del subdesarrollo por no haberse subido en su momento al tren de la revolución industrial.

“El camino del desarrollo es muy difícil”, subrayó el expresidente de Chile, tras criticar que algunos gobiernos de la región pensarán que con unos años de crecimiento sus países ya se encaramarían al nivel de países del primer mundo.

Piñera lamentó que la región no haya sabido aprovechar las oportunidades que ha tenido a través de la historia.

No obstante, fue optimista y apuntó que Latinoamérica tiene cierto grado de homogeneidad y grandes recursos naturales, por lo que hay potencial para alcanzar un mejor lugar en el escenario internacional.

INVERTIR EN EDUCACIÓN
El expresidente resaltó que para alcanzar a los países más desarrollados, Latinoamérica tiene que invertir en la educación de sus ciudadanos.

Dijo que el mundo cambia a gran velocidad y que Estados Unidos y las naciones europeas dejarán en unos decenios de dominar el mundo para dar paso a otros países, como China e India, que les disputarán la primacía económica.

Insistió en que en ese nuevo marco se debe hacer un hueco a América Latina, para lo que pidió cambios en las políticas de ciertos países.
“Argentina y Venezuela fueron hace décadas los países más ricos de América Latina y actualmente se encuentran en una situación muy diferente”, dijo el también empresario y profesor de Economía.

Subrayó que la mejora en la región pasa por un crecimiento sostenido de la economía y como recetas para alcanzar ese crecimiento apuntó a la promoción de la libertad y la capacidad de emprender de los ciudadanos, lo que no ha pasado en muchos países de la región, asfixiados, dijo, por sus propios gobiernos.

Calidad en las instituciones y mejora del capital humano fueron otros de los puntos destacados por Piñera para que la región salga definitivamente del subdesarrollo.

Indicó que aprovechó su visita a la isla para analizar también la situación de Puerto Rico, territorio que cuenta “con fortalezas formidables” para dar el salto hacia adelante.

Subrayó que en su opinión una de las claves pasa por promover la cultura del esfuerzo entre la ciudadanía y crear la conciencia de que el Estado no puede solucionar los problemas de todo el mundo.