•  |
  •  |

El mercado de los repuestos automotrices de Nicaragua se encuentra en un buen momento y con un futuro prometedor.

Las estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN) reflejan que el país totalizó US$31.1 millones en importaciones de partes y repuestos de automóviles en el 2014, es decir, 43.5% más de lo importado en el año 2010, cuando la suma alcanzó US$21.7 millones.

Según importadores y comercializadores de repuestos automotrices, actualmente el mercado ofrece una gama muy amplia y variada de repuestos.

Estos aseguran que el mercado ha cambiado respecto a hace 10 años, por la variedad de marcas y tipos de autos que se vende en Nicaragua. Asimismo, porque los bancos del país dan muchas facilidades para comprar autos nuevos y la gente los prefiere antes que los usados.

Alfredo Aldana, gerente general de Repuestos Automotrices Aldana, afirmó que en el mercado de los repuestos de vehículos en Nicaragua hay marcas de distintos países, por lo tanto es un mercado bastante variado.

“El mercado ha venido cambiando, porque se han venido incorporando nuevas marcas al mercado y eso hace que nos esforcemos más. Hay marcas de vehículos que desaparecen, de un cierto tiempo atrás. El mercado de repuesto es cambiante”, explicó el gerente general de Repuestos Automotrices Aldana.

Suficiente repuestos
Para Mario Briones, gerente general de una de las casas comerciales del país, conocida como Bodega Automotriz, en Nicaragua actualmente no hace falta repuestos para vehículos.

El mercado ha venido cambiando, porque se han venido incorporando nuevas marcas al mercado y eso hace que nos esforcemos más”. Alfredo Aldana, gerente general de Repuestos Automotrices Aldana.

Aseguró que el sector de repuestos automotrices tiene facilidades para suplirse rápidamente de repuestos de destinos como Panamá, Miami, Corea del Sur y Japón. Admitió que posiblemente haya problemas para conseguir repuestos de marcas “raras”, como vehículos Subaru o Peugeot, pero que no son de uso masivo en Nicaragua.

“En este momento hay una gran oferta y demanda de repuestos automotrices, que se abastece completamente el parque vehicular del país”, dijo Aldana.

Futuro prometedor
“Todo es relativo. Si se venden más vehículos, en un momento dado van a demandar más repuestos”, analizó el gerente general de Bodega Automotriz.

Para Briones, incluso se mira que hay más casas comerciales de repuestos automotrices en el país: “Hay competencia extranjera también, que a la larga nos afecta a nosotros también, pero nos hace ser más ágiles en mercadeo. Tenemos que buscar cómo competir con servicios, acercarnos más a los talleres y consumidores”.

Briones reveló que en el caso de su empresa, las importaciones se incrementan en un 20% anualmente.

Por su parte, Alfredo Aldana espera un mayor crecimiento en este sector.

“A como está ahorita la situación (del país), hay posibilidades de crecimiento en la línea de repuestos automotrices. Al abrir el gobierno nuevas fuentes de trabajo y nuevos proyectos, tiende a aumentar las necesidades de transporte y la gente opta por adquirir vehículos.

Entonces esto nos permite que el consumo aumente”, argumentó Aldana.

Ganan la batalla al mercado informal

Ventajas• El mercado de los repuestos automotrices nicaragüenses le está ganado la batalla al mercado informal, según Mario Briones, gerente general de Bodega Automotriz.

“El mercado informal todo el tiempo ha existido. Pero mucha gente ya prefiere mejor comprar en las partes donde hay mayor responsabilidad, sobre todo garantía de los productos. Lugares donde brindan facturas y tienen opciones de reclamar por cualquier problema en el producto”, afirmó Briones.

Además, subrayó, la gente se está dando cuenta que en el sector informal no es tan económico comprar como se piensa, por los mismos riesgos que se corren. “En la parte informal venden el producto, el consumidor lo toma y se va, mientras que aquí no. También hay que ver que en el mercado informal es más peligroso andar comprando”, agregó.

Igualmente, refirió que gracias al internet las personas visitan los sitios web, las casas comerciales de repuestos, preguntan por un artículo y después lo compran.

“La modernización agiliza más. Los consumidores ya no tienen que andar perdiendo el tiempo para ir a ver si hay algún repuesto, después volver con el dinero para comprarlo. Ahora pueden ver el producto en línea, ya no más les decimos cuánto vale y ya vienen de una vez a retirarlo”, subrayó el gerente general de Bodega Automotriz.