•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de US$107.5 millones se ha ahorrado Nicaragua por la compra de petróleo en los primeros tres meses del año, según el Informe Estado de la Economía y Perspectivas 2015, del Banco Central de Nicaragua, BCN.

“La factura petrolera finalizó el primer trimestre 2015 con una reducción interanual del 38.1%, al totalizar US$174.4 millones, frente a US$281.1 millones en el mismo periodo del año pasado”, destaca el informe oficial.

Entre enero y marzo del año 2012 la factura petrolera ascendió a US$317.6 millones y en el mismo periodo de 2013, la misma alcanzó la cifra de US$267.2 millones.

Esta disminución en el pago por la compra de petróleo --destaca el informe-- obedece a menores volúmenes adquiridos hasta por un total de 245,800 barriles y a una reducción del 47.3% en el precio contratado de petróleo y 44.2% en el precio contratado de los combustibles.

Si se trasladara parte de este alivio petrolero a través de una rebaja en la tarifa eléctrica mayor a la actual, esto tendría un impacto multiplicador en la economía familiar y empresarial, han insistido algunos economistas.

Mayor ahorro en energía
El gerente general de la empresa energética AEI Nicaragua, César Zamora, explicó que la disminución en el gran total de la factura petrolera se debe a la estabilidad de precios y señaló que el sector más beneficiado y con el mayor porcentaje de ahorro ha sido el energético.

“Eso se ha traducido en un ahorro sustancial en la generación eléctrica que hasta mediados de mayo fue de US$65 millones”, destacó Zamora.

Ese ahorro en la factura petrolera debería de beneficiar más a los consumi-dores, cosa que no está ocurrien-do, según algunos econo-mistas.

El empresario manifestó que en los primeros cinco meses del año se han importado 1.2 millones de barriles de bunker a un precio promedio de US$46 por barril, mientras que en el mismo periodo del año pasado, el precio promedio fue de US$95 por barril.

También señaló que la menor importación de petróleo obedece a que el país está generando el 60% de su energía a base de fuentes renovables frente a un 55% del año pasado.

El 34.1% de la energía que se consume en Nicaragua, unos 510 megavatios diarios, se genera a partir de fuentes térmicas, es decir, plantas que utilizan el Fuel Oil o Búnker como principal materia prima para su funcionamiento, según datos del Centro Nacional de Despacho de Carga.

El fuel oil representa el 10.15% de las compras totales en la estructura de las importaciones petroleras. En 2014, el país consumió un promedio de 8,600 barriles por día, es decir, 3.1 millones de barriles en todo el año.