•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el lema “El Cacao la Moneda del Pasado, la Moneda del Futuro”, la empresa Ingemann, que tiene alta experiencia en la producción, el acopio y la exportación de cacao de calidad y de miel de abejas, ante los efectos del cambio climático, ha comenzado a desarrollar la siembra de cacao fino de alta calidad productiva en el departamento de Matagalpa.

Aunque la empresa está trabajando con más de 500 pequeños productores de cacao en el país, una de las áreas más grandes sembradas pertenece a la hacienda La Milanesa, donde hay 92 manzanas de cacao fino. Los dueños de esta propiedad comenzaron operación en 2013 y, cuatro años después, han comenzado a producir y recuperar la inversión.

Así lo señaló Irvin García, administrador de finca La Milanesa, que tiene 337 manzanas de extensión, de las cuales 135 están sembradas con café y 92 con cacao; una alternativa para enfrentar los altibajos del grano de oro y una manera de ir diversificando las áreas productivas.

“Ustedes han escuchados los problemas que hemos tenido con el café. El cacao es una alternativa muy buena para soportar los precios de la caída del café; además es un cultivo de futuro que lleva una curva hacia arriba con los precios, y esos nos llamó la atención de sembrar cacao para ir mejorando y diversificándola con otros cultivos", expresó.

Sobre la empresa Ingemann, dijo que esta es el brazo derecho en la puesta en marcha de este nuevo rubro, pues para ellos el cultivo de cacao es nuevo y el apoyo de Ingemann ha sido el pilar fundamental. Asimismo, indicó que Ingemann les facilitó asistencia técnica y que están ligados con la comercialización.

Plantas de calidad

Aunque Ingemann no tiene fincas productoras de cacao, es la principal promotora de la siembra a gran escala y de buena calidad del producto. Por ello garantiza que las plantas estén listas para las siembres, después que han pasado todo un proceso de selección y manejo agronómico; las plantas que van a cada plantío no son producidas a base de semilla, sino a través injertos, los cuales llevan un proceso de manejo agronómico para garantizar la calidad y productividad.

Tenemos conocimientos en el manejo de las plantaciones y podemos dar asistencia técnica... Cubrimos todos los eslabones de la cadena", dijo Lars Saquero Moller, gerente general de Ingemann.

Lars Saquero Moller, gerente general de Ingemann, señaló que son un proveedor serio para la gente que quiere ingresar al negocio del cacao, pues tienen un programa de selección de genética y amplia experiencia en la producción de árboles de calidad.

“Tenemos conocimientos en el manejo de las plantaciones y podemos dar asistencia técnica. Atendemos poscosecha, tenemos una academia de cacao para capacitar a los productores y somos un acceso al mercado: cubrimos todos los eslabones de la cadena”, manifestó Lars.

Igualmente, dijo que en la actualidad trabajan con 500 productores y piensan ir creciendo, no en cantidad de productores sino en manzanas sembradas con este rubro; su meta es sembrar 500 manzanas más de cacao.

Los productores prevén que cada árbol de cacao fino produzca no menos de un kilo por planta. El kilo de cacao vale US$3.50 y una manzana tiene mil árboles, que producen diez meses al año y tienen una vida útil de treinta años, por lo que el proyecto es de suma importancia económica.