•   Río San Juan, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A raíz de la reciente apertura del puesto fronterizo entre Costa Rica y Nicaragua conocido como Las Tablillas, impulsada tras la construcción del puente Santa Fe, en territorio nicaragüense, el turismo en el departamento del Río San Juan registra un notable incremento en las últimas dos semanas, informaron fuentes del sector turístico.

“Se nos había bajado un poco el turismo en Río San Juan, pero la apertura de Las Tablillas ha dado buenos resultados, hay un tráfico interesante y hay flexibilidad de los puestos fronterizos y de ambos gobiernos para que la gente se mueva con más facilidad y eso está favoreciendo al turismo”, expresó Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística, Cantur.

Torres agregó que un informe del presidente del delegado de Cantur en Río San Juan, Henry Sandino, señala que los agremiados de esta cámara turística, dueños de pequeños hoteles en San Carlos, El Castillo y San Juan de Nicaragua, están reportando un incremento del ingreso de visitantes extranjeros en los últimos 15 días, a través del puesto Las Tablillas.

El presidente de Cantur explicó que esto es en parte del resultado de recientes acuerdos entre la cámara de turismo del norte de Costa Rica y su homóloga de Río San Juan, lo cual permite promover el río San Juan como destino turístico, con todos sus atractivos.

“Los ticos están moviendo mucho el turismo europeo y ese es el que nos interesa a nosotros porque tenemos que subir el gasto promedio. El europeo gasta un promedio de US$75 por día, que aún es muy bajo, y podemos aprovechar que los ticos venden a sus turistas, las visitas al norte de costa Rica, pero de paso también ofertan los destinos que tiene el río San Juan”, aseguró Torres.

Este reciente incremento del turismo que ocurre aún en la llamada temporada baja es también el resultado de la nueva modalidad de “multidestino” que las tour operadoras implementan en Centroamérica, donde las fronteras no son una barrera para el turista porque les permite visitar dos o tres países en un solo viaje.

URGE MÁS INVERSIÓN

Por su parte, Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo, considera que el río San Juan es probablemente el producto de ecoturismo por excelencia que Nicaragua posee, pero que aún no ha sido convertido en un producto que se venda como recurso natural valioso y atractivo.

“Hace falta invertir en infraestructura hotelera y de servicio más en la zona para elevar la calidad del producto turístico. El ecoturismo sigue siendo un producto que tiene un mercado muy interesante tanto en Estados Unidos como en Europa y nosotros tenemos todavía muy poca oferta de este tipo desarrollada en el país”.

Agregó que el río San Juan se puede convertir en un modelo de producto ecoturístico para Nicaragua, pero que hace falta desarrollar toda una estrategia para fomentar y promover la inversión hotelera y otro tipo de servicios en la zona para que el turista como por ejemplo la creación de estaciones biológicas en la reserva de Indio Maíz, donde el visitante pueda conocer la biodiversidad de la zona, con todo y su valor ambiental para Nicaragua y el mundo.

Actualmente el departamento cuenta con una modesta oferta hotelera en San  Carlos, El Castillo y en la desembocadura del río San Juan, pero Valenti considera que es una oferta muy pequeña para todo el potencial que la región tiene.

“Pero además hace falta crear infraestructura para un segmento de poder adquisitivo más alto que esté dispuesto a pagar más por ese tipo de producto”, afirmó Valenti.