•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La iniciativa de reforma a la Ley 532, Ley para la Promoción de Generación Eléctrica con Fuentes Renovables, que el Ejecutivo envió con carácter de urgencia al Parlamento fue respaldada por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), porque mantendrá hasta el 2018, los beneficios y estímulos fiscales a las inversiones de energías limpias en el país.

“El tiempo de tres años para nosotros es un tiempo aceptable, es un tiempo prudencial para poder nosotros avanzar en esta matriz energética, en ese sentido no tenemos ningún problema con esta ampliación”, expresó José Adán Aguerri, presidente del Cosep.

Por su parte, el diputado sandinista Edwin Castro, dijo que la iniciativa del presidente Daniel Ortega “es diferente a la propuesta por el Partido Liberal Independiente,  pues al introducirla con trámite de urgencia, no hay necesidad de realizar un proceso más largo”, explicó.

Por su parte, el diputado liberal Luis Callejas, manifestó que “si ellos (FSLN)  lo hicieron con trámite de urgencia es decisión suya, pero nosotros estábamos conscientes desde mucho antes de la necesidad de mantener el incentivo a estas inversiones, con el objetivo de dejar de depender del petróleo”.

NACE CÁMARA ENERGÉTICA

Aguerri informó que en las últimas semanas se ha concluido el proceso de formación de la nueva Cámara Nicaragüense de Energía, lo cual le permitirá al sector preparar su visión y estrategia de cara al futuro, en busca de la competitividad.

“El objetivo del sector público y privado es que el país tenga la mayor cantidad de producción de energía renovable a largo plazo, pues aunque el precio del petróleo ahora está bajo, en el tiempo volverá a subir, por eso tenemos que asegurarnos de mantenernos competitivos y ese es el equilibrio del que hablamos. No es un tema fácil, pero está en discusión”, indicó Aguerri.

POR TARIFA MÁS BAJA

El presidente del Cosep destacó que el sector energético seguirá apostando por una reducción de la tarifa eléctrica, y que desde la nueva cámara nicaragüense de energía se planteará una estrategia de país que será presentada en su momento al Gobierno.

“Esto es para ver de qué forma llevamos el costo del kilowat/ hora --especialmente del sector industrial-- a uno que sea competitivo con el resto de la región, pues hoy por hoy, Panamá tiene el costo más alto y le sigue Nicaragua”, comentó Aguerri.

Agregó que urge desarrollar una estrategia que permita tener energía más barata como ocurre en Honduras y El Salvador y Guatemala.

En base al más reciente sondeo, el costo del kilowat/hora en la industria panameña anda en U$0.21, mientras en Nicaragua es de U$0.17, Honduras U$0.15 y Guatemala U$0.13.

“Obviamente para generar a 13 centavos el kilowat no pasa únicamente por concentrarnos en generar nuevos proyectos de energía, sino que tiene que ver con las pérdidas, el robo, el ahorro, recordemos que tenemos la energía más cara de Centroamérica para el sector comercial y residencial de alto consumo, pero Nicaragua tiene probablemente la energía más barata de la región para el 80% de los consumidores que consumen menos de 150 kilowats en un mes. Entonces aquí hay que buscar un equilibrio”, consideró Aguerri.

60 por ciento de la generación eléctrica actual del país proviene de energías renovables.

668 mevagatios consumió el país el pasado 29 de abril, estableciéndose un nuevo récord en la demanda nacional.

85.3 por ciento es la cobertura eléctrica actual a nivel nacional, según la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel.