Redacción Central
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno otorgó cuatro concesiones de exploración y explotación de hidrocarburos en un área total de 15,955 kilómetros cuadrados, en el Pacífico de Nicaragua, a la empresa noruega Statoil Nicaragua Holdings B.V. (Statoil) y la Empresa Nicaragüense del Petróleo (Petronic), las que operarán de forma conjunta en esos trabajos.

La aprobación de cada uno de los contratos fue publicada en La Gaceta, diario oficial, el pasado 27 de mayo.

A través del Acuerdo Presidencial 71-2015, el presidente de la República, Daniel Ortega, aprobó el Contrato de Explotación y Exploración de Hidrocarburos Pacífico Costafuera de Nicaragua, en el área denominada “C1”, que comprende una superficie de 3,980 kilómetros cuadrados.

Por medio del Acuerdo Presidencial 72-2015, Ortega también dio luz verde a Statoil y Petronic para la Explotación y Exploración de Hidrocarburos Pacífico Costafuera de Nicaragua, en el área denominada “C2”, que comprende una extensión de 3,986 kilómetros cuadrados.

Ortega, facultado por el Reglamento de la Ley Especial de Exploración y Explotación de Hidrocarburos, también otorgó el Contrato de Explotación y Exploración de Hidrocarburos Pacífico Costafuera de Nicaragua en el área denominada “C3”, que comprende una extensión de 3,991 kilómetros cuadrados.

Finalmente, a través del Acuerdo Presidencial 74-2015, el presidente de la República concedió el Contrato de Explotación y Exploración de Hidrocarburos Pacífico Costafuera de Nicaragua, en el área denominada “C4”, que comprende una superficie de 3,998 kilómetros cuadrados.

Delegan al procurador

En cada uno de esos acuerdos se delegó al procurador general de la República para representar al Estado en esos cuatro contratos, en los términos negociados por el Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Torgeir Loland, vicepresidente comercial de Statoil, expresó en septiembre de 2014, según medios oficialistas, que se sentían orgullosos de “poder contribuir con Petronic en el desarrollo y la búsqueda de hidrocarburos en Nicaragua”.

Las concesiones fueron dadas en conformidad con lo establecido en el Artículo 20 de la Ley 286 (Ley Especial de Exploración y Explotación de Hidrocarburos), que “otorga al contratista el derecho de propiedad sobre la totalidad de los hidrocarburos producidos y la obligación de pagar al Estado una regalía o sea una cantidad como derecho por la explotación, según lo acordado en el contrato”.