•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El precio del petróleo cayó fuertemente el miércoles en Nueva York, deprimido por el anuncio de una producción estadounidense todavía elevada y sin que la OPEP, que se reúne el viernes en Viena, brinde elementos tranquilizadores sobre el exceso de oferta en el mercado.

El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en julio perdió 1.62 dólares a 59.64 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex), tras cerrar el martes en su nivel más alto del año (USD 61,26 por barril).

En el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres el precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio bajó 1.69 dólares y cerró a 63.80 dólares.

En baja desde la apertura, el mercado petrolero incrementó sus pérdidas "bajo la presión de cifras del gobierno estadounidense que muestran que la producción de Estados Unidos superó los 9,5 millones de barriles diarios por segunda semana consecutiva", indicó Gene McGillian, de Tradition Energy.

Baja demanda de gasolina

Las cifras publicadas como todos los miércoles por el departamento de Energía de Estados Unidos revelaron una nueva caída en las reservas de crudo, pero menor a lo esperado por los analistas.

Además, "la demanda de gasolina bajó", indicó McGillian, que cree que estos elementos "hacen temer nuevamente que la reciente alza de los precios no tenga una justificación real".

Los precios, que llegaron a su nivel más bajo en seis años a inicios del año, se recuperaron desde mediados de marzo para oscilar en torno a 60 dólares por barril en Nueva York, pero se mantienen muy lejos de los 100 dólares de junio del año pasado.

"Con Arabia Saudita que produce más de 10 millones de barriles diarios, Rusia que está en el mismo nivel, los iraquíes que aumentan su producción a más de 4 millones de barriles diarios y Estados Unidos que está cerca de sus niveles más altos en décadas, no se puede decir que se ha hecho algo para atenuar el exceso de oferta", señaló McGillian.

A la espera de OPEP

En ese contexto el mercado no espera grandes cambios de parte de la OPEP, liderada por Arabia Saudita y donde Irak es uno de los principales productores, a pocos días de una reunión semestral del cartel el viernes en Viena.

"No parece haber ninguna chance de que la OPEP disminuya su cuota de producción", actualmente fijada en 30 millones de barriles diarios, resumieron los expertos de Commerzbank.

Por el contrario, los miembros del cartel multiplicaron el miércoles los anuncios desalentadores para el mercado.

El ministro iraní del ramo, Bijan Zanganeh, dijo el miércoles que la producción petrolera de su país podría incrementarse en 1 millón de barriles diarios (mbd) en medio año, si hay un acuerdo nuclear y las potencias occidentales del grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) levantan rápido sus sanciones.

"La OPEP, igual que los que creen en un alza del mercado petrolero, basan en parte su optimismo en la esperanza de un incremento de la demanda mundial", indicó Tim Evans, de Citi. "En ese sentido, las previsiones actualizadas de la OCDE son una ducha de agua fría".

La OCDE rebajó este miércoles sus previsiones de crecimiento mundial para 2015 y 2016, a 3,1% y 3,8% respectivamente, frente al 4% y 4,3% que vaticinaba en mayo, y subrayó la importancia de aumentar las inversiones para estimular la economía mundial.